zutano


También se encuentra en: Sinónimos.

zutano, a

s. coloquial Persona indeterminada no me importa lo que diga ni fulano, ni mengano ni zutano.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

zutano, -na

 
m. f. Voz usada como complemento o en contraposición de fulano y mengano y en la misma acepción que estas. Cuando se emplean los tres juntos, fulano precede siempre a los otros dos.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

zutano

cicrano
Ejemplos ?
Otras variaciones serían "Juan Pérez", "Pedro Pérez", "Juan González", "Fulano", "Mengano", "Zutano"(y sus diminutivos, comúnmente usados juntos en el habla popular p.e.
De los ejemplares 284 al 286 -publicados en 1991- se presentó otro crossover llamado Aventuras en el Planeta Tier-rata, donde los protagonistas fueron Jiva y Robby (de Oscar González Loyo) así como el Visitante Zot y las Ratas Fulano, Zutano y Mengano (de Paco Baca).
Oh, pero la insensata rebelión no prevalecerá; nuestros héroes defienden aquello como leones; mire usted que es magnífica la muerte del general Zutano...
Y tan allá fue en lo de sostener que el teatro de Fulano era ñoño, y el de Zutano inverosímil, y el de Mengano inocente, que al fin juzgó que yo era tibio, y luchaba por su cuenta en los pasillos.
Si yo, para escribir, pidiese prestada una noche á zutano, un »día á perensejo, y á mengano una semana, entonces sí que atendrían fundamento para hablar; pero, gracias á Dios que ipuedo dar una vuelta en redondo, sin que nadie me señale icoii el dedo y diga que le debo ni un minuto» (1).
Zutano, es un “poroto”. Y de los hombres públicos son líricos, si no desvergonzados y camanduleros, los que predican la fraternidad, y avezados estadistas, aquellos que pueden ostentar en sus cuerpos mayor número de melladuras y cicatrices ganadas en las cuchillas de la patria.
Y no contentos con esto aquellos bestias (salva la corona del que la tenía), al irse la mañana siguiente, después de almorzar fuerte, escribieron en la puerta del comedor con la punta de un cuchillo: «El día tantos de tal mes y de tal año se cenaran aquí Fulano, Zutano y Mengano, la comida dispuesta para trece».
(El castillo a levantar y acaso tenga mi altar.) RICITOS DE AFRO Este cuento es más cercano al tiempo en que tú naciste, de seguro lo leíste en el libro de fulano. Pero no por perengano, sino por aquel anónimo, autor sin ningún acrónimo firmado como zutano.
Hasta las melecinas deben su ganancia al ojo, que aunque no ve, algunos dijeron que veía Fulano la luz por el ojo del culo de Zutano.
No hay calle en la que escrito con añil o carbón no se lea: «¡Viva Fulano! -¡Muera Zutano! -¡Perencejo o la muerte!- ¡Abajo los tales por cuales!- A la horca los tales por cuales!» Por supuesto que, variando nombre de candidatos, se repite cada cuatro años el garabateo, con no chico enfado, de los propietarios, obligados a hacer borrar inscripciones subversivas.
víctima de su arrojo en la acción de Tal... Zutano y otro valiente, un capitán... el capitán... no sé cuántos, perecieron allí con el mismo valor y el mismo patriotismo que los más renombrados mártires de la guerra.
El intruso las caza, las recoge, las ordena, las clasifica, y se sirve de ellas dejándose una pequeña comisión. Perro que husmea por las orillas de las paredes, sabe que Fulano es bien mirado por Zutano y que no tiene ocasión de decírselo.