zurito

(redireccionado de zuritas)

zurito, a

adj. Se aplica a la paloma silvestre.
NOTA: También se escribe: zorito
Traducciones

zurito

SMsmall glass (of beer)
Ejemplos ?
Acudía, pues, allí multitud de pájaros invernizos: mirlos, tordos, palomas zuritas y torcaces, y otros que comen granos de hiedra a falta de mejor alimento.
Jueron unos ojos magros Que a claridá e a luna C erquita e una laguna Me brindaban sus halagos; Ojos pa mi suerte aciagos, Que domando mi altivez, Sentir la necesi dá De alcanzar mi libertá Pa esclavizarme otra vez. Era e una islita e talas Ande, al cáer las tardecitas, Como casal de zuritas Arroyábamos las alas.
La paloma zurita se diferencia de la paloma bravía y la doméstica porque su obispillo es gris y no blanco como el de ellas, además carece de las dos anchas franjas oscuras de las alas, sino que solo tiene una mucho más fina. El pico de las zuritas es rojizo y amarillo, mientras que las bravías lo tienen negruzco.
La cavidad donde anida suele ser de unos 75 centímetros de profundidad y el agujero de entrada debe ser lo suficientemente grande como para que quepa un puño humano. Las palomas zuritas evitan anidar muy próximas unas de otras.
Las palomas zuritas anidan dos veces por temporada y necesitan dos cavidades cada año para ambas nidadas, puesto que al no recubrir casi el interior del hueco el suelo queda sucio y grasiento tras el anidamiento, por lo que no vuelven a usarlo y buscan un hueco nuevo para el siguiente nido.
Es habitual entre las recetas de los cazadores, realizarlos también con palomas zuritas o perdices, pero se sale de la ortodoxia.
Pero sus principales virtudes destacables entre todos los buchones son sus dotes de seducción, su constancia en el vuelo y trabajo para atraer a su palomar a los perdidos, aunque la mayoría de ellos dedican su trabajo a las citadas zuritas.
Palomas y tórtolas: palomas silvestres, de raza, torcaces, zuritas, monteses, mezcladas, romanas, buchonas, mensajeras, tuberculosas, volteadoras, flamenquillas, monjiles....
Entre las distintas especies de palomas bravías que cruzan los cielos andaluces en sus viajes migratorios: las tórtolas, pequeñas y jugosas, de carnes tiernas y llenas de sabor, uno de los más deliciosos regalos del verano; las zuritas, azuladas, de sabor delicado y profundo a la vez, lamentablemente escasa; y los torcales las mayores en tamaño, las de sabor más marcado, más agreste, pero ciertamente exquisita.
Durante la migración otoñal las palomas zuritas suelen hacer escala en lugares con abundancia de bellotas, que complementan su dieta de brotes y hojas.