zorra


También se encuentra en: Sinónimos.

zorra

(Derivado del port. ant. zorrar, arrastrar.)
1. s. f. ZOOLOGÍA Mamífero carnívoro cánido, de cola larga y tupida, hocico puntiagudo y orejas empinadas, con el pelaje de color pardo rojizo y que se alimenta de aves y de pequeños mamíferos. raposa
2. OFICIOS Y PROFESIONES vulgar, despectivo Prostituta, mujer que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero. puta, ramera
3. coloquial, despectivo Borrachera, embriaguez ¡menuda zorra lleva, no sabe ni dónde vive! pedo
4. zorra de mar ZOOLOGÍA Pez zorro, pez selacio.
5. zorra mochilera ZOOLOGÍA Zarigüeya, mamífero marsupial.
6. a la zorra, candilazo coloquial Se usa para indicar que una persona es más astuta que otra que presume de ello.
7. desollar o dormir la zorra coloquial Dormir una persona mientras le dura la borrachera está durmiendo la zorra de ayer por la noche.
8. no tener ni zorra idea coloquial No tener ni idea.
9. no ser la primera zorra que alguien ha desollado coloquial Estar acostumbrado a hacer una cosa.
10. pillar la zorra coloquial Emborracharse, coger una borrachera le tocó la lotería y pilló una buena zorra.
NOTA: Nombre científico: (Vulpes vulpes.)

zorra

(De origen incierto.)
1. s. f. Argent. Carro de cuatro ruedas que se desliza sobre rieles, movido por medio de una palanca, vagoneta.
2. Chile ANATOMÍA vulgar Vulva, partes que constituyen la abertura exterior de la vagina.
Sinónimos

zorra

sustantivo femenino
2 prostituta, puta (malsonante).
Traducciones

zorra

ثعلب

zorra

guineu

zorra

ræv

zorra

rebane

zorra

روباه در کوخرد

zorra

kettu

zorra

róka

zorra

キツネ

zorra

여우

zorra

vulpes

zorra

lapsa

zorra

vossen

zorra

lis

zorra

raposa

zorra

vulpe

zorra

лисица

zorra

rävar

zorra

狐狸

zorra

zoccola

zorra

狐狸

zorra

A. SF
1. (= animal) → vixen
2. (= prostituta) → whore (pey), tart, slut
¡zorra!you slut!
3. (= borrachera) pillar una zorrato get sloshed
B. ADJ (= puñetero) → bloody
no tengo ni zorra ideaI haven't a bloody clue
toda la zorra nochethe whole bloody night
V tb zorro
Ejemplos ?
-dijo su compadre. -Ese no reza en el almanaque. Es un santo de poca nombradía -respondió la zorra. -¿Y los dulces? -preguntó el compadre.
Pues una vez que esto ocurrió, con muchas gotas diluiste tus labiecillos y los enjugaste con todos tus dedos, para que nada contraído de nuestra boca te restara, como de la puerca saliva de una meada zorra.
Pero dejo esto aparte para hablarte sólo del oro y de la plata; toda la Grecia reunida tiene menos que Lacedemonia sola, porque hace tiempo el dinero de toda la Grecia y muchas veces el de los bárbaros entra en Lacedemonia y no sale jamás; y como la zorra dijo al león en las fábulas de Esopo: veo muy bien los pasos del dinero que entra en Lacedemonia, pero no veo los del que sale.
¿Conoce nadie cuándo es verdad nuestra risa o nuestro llanto? ¿Tiene su merced noticia de alguna zorra que sepa tantas picardías como nosotros?
El rey le daba audiencia, y hacía como que le tomaba consejo; pero luego entraba Sepúlveda, con sus pies blandos y sus ojos de zorra, a traer los recados de los que mandaban los galeones, Y lo que se hacía de verdad era lo que decía Sepúlveda.
-De manera -dijo el alcalde-, que nos convendrá decir a ese señor que se guarde el regalo para engatusar a otros tontos... -No señor, «a la zorra candilazo» que dijo el otro -replicó el tío Merlín.
Y como acertaba a la sazón a pasar por la calle un hombre pregonando: ::Miel de abejas, ::zumo de flores, comprola el lobo, y llenó con ella un tarrito, diciéndole a su comadre que, estando rematada la obra de su casa, la convidaría a un banquete y se comerían la miel. Pero la obra no se acababa nunca, y la zorra, que se chupaba las patas por la miel, estaba deshaciéndose por zampársela.
abiéndose enfermado el león, se tumbó en una cueva, diciéndole a la zorra, a la que estimaba mucho y con quien tenía muy buena amistad: - Si quieres ayudarme a curarme y que siga vivo, seduce con tu astucia al ciervo y tráelo aca, pues estoy antojado de sus carnes.
-MARTÍN DE MARTIARENA. Mucho sabe la zorra; pero más sabe el que la toma. Que la píldora se doró (y bien dorada) es punto que no admite ni asomo de duda; porque la consabida real cédula permaneció durante cinco meses en la categoría de hostia sin consagrar, siendo notorio de toda notoriedad, como dice un amigo, que ::«En las felices regiones ::donde pasó este suceso, ::abundaba mucho el queso...
Pero he aquí que de pronto vio a un veloz correcaminos; esos pajarracos burlones, pero muy apetitosos para los zorros, que se atravesaba cual sin preocupaciones por aquel sendero. De inmediato imaginó Doña Zorra lo suculento de un platillo formado por tan deliciosa avezuela.
Aquel moro que promete con altivez mahometana en su oculto gabinete dar a una esquiva cristiana, riquísimos terciopelos y perfumes orientales, de Grecia cautiva velos y de Cachemira chales; blancas y sutiles plumas para que adorne su frente, más blancas que las espumas que alzan los mares de oriente; y perlas para el cabello, y baños para el calor, y collares para el cuello, para los labios amor; si aún lector, no has olvidado las canciones que algún día en honra y prez he entonado del bello tiempo pasado, glorioso a la patria mía; del tiempo de aquel Boabdil que lloró sobre el Genil sin amparo que le acorra, como una cobarde zorra entrampada en un redil...
"¡Del trigo! ¡Y un jumento!" gritó la zorra, "¡horrible atrevimiento!". Los cortesanos claman: "¡Este, éste irrita al cielo, que nos da la peste!".