zanja


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con zanja: pozo, zocalo

zanja

1. s. f. CONSTRUCCIÓN Excavación larga y estrecha que se hace para echar los cimientos de una obra, realizar canalizaciones o para otros fines una profunda zanja separaba los dos terrenos sembrados. cuneta, foso
2. Amér. Central y Merid. Surco que abre en la tierra la corriente de un arroyo o un torrente.
3. abrir las zanjas CONSTRUCCIÓN coloquial 1. Empezar a construir un edificio. 2. Iniciar una cosa.

zanja

 
f. Excavación larga y angosta que se hace en la tierra.
(Amér.) Arroyada o surco producido por el agua corriente.
Abrir las zanjas. Empezar el edificio.
fig.Dar principio a una cosa.

zanja

('θanxa)
sustantivo femenino
1. construcción excavación larga y estrecha que se practica en la tierra para fines diversos Hicieron una zanja para instalar una cañería.
2. surco producido por una corriente de agua Caminaron por la zanja de un arroyo seco.
Sinónimos

zanja

sustantivo femenino
Traducciones

zanja

příkop, strouha

zanja

grøft

zanja

Graben

zanja

kaivanto, oja

zanja

jarak, rov

zanja

深くて細長い溝, 溝

zanja

수로, 참호

zanja

geul, sloot

zanja

grøft

zanja

rów

zanja

dike

zanja

คู, คูน้ำ

zanja

mương, rãnh

zanja

zanja

SF
1. (= fosa) → ditch; (= hoyo) → pit; (= tumba) → grave
abrir las zanjas (Arquit) → to lay the foundations (de for)
2. (LAm) (= barranco) → gully, watercourse
3. (Andes) (= límite) → fence, low wall
Ejemplos ?
Hace un momento que acompañándome en mi paseo ha querido coger un jilguero que cantaba entre la maleza; pero se ha caído en una zanja oculta en el follaje.
El conductor viejo, montado en un cebruno flojo, va somnoliento. El criollito de ojos negros muy vivos, arrollado en el tronco de la lanza, le grita: ¡Taita, la zanja es honda!
La pequeña fuerza no tenía más que seis soldados en condiciones de pelea. Los demás habían caído uno en pos del otro, o rodado heridos en la zanja del fondo, sin fuerzas ya para el manejo del arma.
Una que otra zanja insignificante, perdida entre esta masa de agua, indicaba, por lo impetuoso de su corriente, las ganas que tienen de ser desagotados, y lo que podría producir el espíritu de asociación, con alguna iniciativa inteligente, en vez de la ruina, hija de la dejadez y de la mezquindad de gobiernos y particulares.
Se debatió queriendo desasirse de la mano que, hacia atrás, le empujaba venciendo sus garrones, pero perdió apoyo en una zanja, arrastrando en su caída al jinete, que quedó aprisionado; una pierna apretada por su peso.
Pero nadie la oyó, ni siquiera los dos muchachos que dormían profundamente. No quedó del cohete más que el palo, que cayó sobre la espalda de una oca que daba su paseo alrededor de la zanja.
Más adelante al grito de ¡al toro, al toro! cuatro negras achuradoras que se retiraban con su presa se zambulleron en la zanja llena de agua, único refugio que les quedaba.
Mayo 6 Puestos en consideración los nombramientos hechos por la Municipalidad de Machala de celadores de los sitios la Federación y la Zanja, se les tachó de ilegales por suponerse que las aludidas secciones pertenecen a la jurisdicción del Pasaje, según la línea divisoria trazada por Decreto Legislativo de 12 de Octubre de 1899.
1° Se fija como límite divisorio entre los cantones de Machala y Pasaje, una línea que recorra, con la posible rectitud, desde la parte más elevada del cerro Palmar hasta las sabanas del río Palenque, pasando por los puntos conocidos con los nombres de Zanja, Bocana, Puentecita, Corrales de Rivera y Piaña.
Los límites en el Oeste, sección de El Pasaje, no están todavía definitivamente señalados por haber quedado inconclusas, por diversos motivos, las actividades de las diferentes Comisiones Demarcadoras nombradas para el efecto, pero sirve de punto referencial, una línea recta que partiendo de la parte más alta del Cerro Palmar cruza por los lugares conocidos por La Zanja, Puentecita, Bocatoma, Corrales de Rivera, La Peaña y sabanas del Río Palenque, hasta Ilegal al río Pital.
Es lo más distinguido. En la zanja se encontró con varios individuos de su especie, es decir, escarabajos peloteros. -Vivimos aquí -dijeron-.
La zanja de los prejuicios étnicos se ahondará hasta ser abismo que la civilización tardará siglos quizá en rellenar; la intervención cumplirá obra contraria al sueño de los humanitaristas que la creen salvadora; determinará una regresión psicológica en los dos pueblos; y, ya demasiado tarde por desgracia, hará comprender a los jingoístas yankees la torpeza cometida, porque la contienda no se decidirá en grandes batallas; los acorazados, los ejércitos, los grandes cañones son inútiles en la guerra de las guerrillas modernas, el arma suprema de los pueblos oprimidos, con la cual la fuerza invisible de los oprimidos puede destrozar día a día, año tras año las aparatosas fuerzas de las masas militares.