Ejemplos ?
Obedeció el criado, tomó la carta, volvió a la ciudad, y ellos volvieron las riendas y aquella noche durmieron en Mojados, y de allí a dos días en Madrid; y en otros cuatro se vendieron las mulas en pública plaza, y hubo quien les fiase por seis escudos de prometido, y aun quien les diese el dinero en oro por sus cabales. Vistiéronse a lo payo, con capotillos de dos haldas, zahones o zaragüelles y medias de paño pardo.
En vez del puntiagudo sombrero de catite, el pañuelo liado a la cabeza, la chaqueta de alamares, la faja y los zahones, llevaba la aparición por única vestimenta un paño gris como los sudarios polvorientos; por arma, una guadaña en la diestra; por emblema, en la siniestra, una clepsidra.
Si es pobre, el domingo y los días de grandes fiestas salen del fondo del arca las bien conservadas galas: mantón ó pañolón de Manila, rica saya y mantilla para ella; y para el marido una camisa bordada con pájaros y flores, blanca como la nieve, un chaleco de terciopelo, una faja de seda encarnada ó amarilla, un marsellé remendado, unos zahones con botoncillos de plata dobles y de muletilla, y unos botines prolijamente bordados de seda en el bien curtido becerro.
En Inglés se conocen como chaps, una versión más corta de la palabra. En España a esta prenda se le llama zahón o zahones en plural Polainas Equipo de protección individual
En 1920 tenía 2577 habitantes. En esta época destaca la existencia de una fábrica de productos de cuero: petacas, carteras, zahones.
Creadores de un estilo propio, tanto en el cante como en su puesta en escena, ataviados con traje campero y zahones, siempre mantuvieron la misma formación desde su comienzo.
Famosas son sus labores de la piel desde antaño, cuando se la distinguía como primera en los trabajos de arreos y tiros de carruajes. Hoy, ese primor se aplica a zahones de gala y a la marroquinería fina.
Otro de los cuadros de Cortés de la Feria de Sevilla se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, con unas dimensiones de 148 x 204,5 cm, fechado en 1852 y firmado en el ángulo izquierdo: Andres Cortés feci.Se destaca del anterior cuadro mencionado por su lejanía en la panorámica, la desaparición de un pastor en plano principal ajustándose los zahones sobre una piedra, y la sustitución de dos caballistas y un muchacho en la esquina izquierda por las figuras del propio pintor sentado retratando la escena, junto con dos caballeros.
Este óleo contiene la misma lejanía en la panorámica de la Feria que el del Museo de Bellas Artes de Bilbao, pero acerca al matrimonio Ibarra y a Bonaplata al primer plano, y al pastor ajustándose los zahones sobre una piedra lo sitúa en lugar del pergamino.