vuestra

Búsquedas relacionadas con vuestra: Vuestra Excelencia
Traducciones

vuestra

your
Ejemplos ?
43- Las dos familias se reúnen en el Templo Saionji 44- No me dan miedo los banderines de Carpa 45- Cenicienta dentro de un libro de dibujos 46- Chris y la ballena blanca 47- Miyu y mini- Miyu van al colegio 48- El extraño jarrón de Sanda y Kanata 49- El misterioso vieje de la señorita Mizuno 50- ya vale, vago guau-miau 51- La promesa secreta de Mikan 52- El cuento de fantasmas en el Templo Saionji la roca de koichi 53- Miyu y Kanata van a América 54- Todos menos Sanda van a América 55- El extraño objeto que dejo Seiya 56- La ivasion de los robots guau-miau 57- Nozomu, al mundo de los sueños 58- Vuestra mascota es la mejor 59- Pepo, Lu, guau-miau 60- El lugar de trabajo de Mikan es el templo Saionji 61- ¿el primer beso de Miyu y kanata?
El contrato de aprendizaje fijaba las habituales condiciones de servidumbre: el joven aprendiz, instalado en la casa del maestro, debía servirle «en la dicha vuestra casa y en todo lo demás que le dixéredes e mandáredes que le sea onesto e pusible de hazer», Corpus velazqueño, p.
Ese mismo año escribe al rey de Portugal sobre las injusticias y vejaciones que les imponen los propios oficiales de Vuestra Majestad.
Una dama hermosa y sin señal de corta vista, traía un antojo a la cual dijo: otras le traen por ver más y vuestra merced por ser más vista.
Más tarde, volvió a aparecer en la serie " Como conocí a vuestra madre " en la que interpretó en un episodio a un argentino surfista y guitarrista llamado Gael.
Más bien, merecen otro tipo de tratamiento: «Al·lâh no os prohíbe que tratéis bien y con justicia a los que no os hayan combatido a causa de vuestra creencia ni os hayan hecho abandonar vuestros hogares.
Las regulaciones bíblicas relativas a la primera vez que la festividad fuera observada, es decir en el momento del Éxodo de Egipto, también incluye instrucciones sobre como la comida deberá ser comida: "ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bastón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente"..
Nuestra lengua es hoja verde, El tumulto de los bosques eternos, El tranquilo Nistru, que en sus olas pierde Las antorchas de los luceros. No lloraréis con amargura Por la pobreza de vuestra lengua, Veréis que generosa es El habla de nuestro amado país.
El rey sevillano Muhammad ibn 'Abbad al-Mu'tamid le pide ayuda en estos términos: Él Alfonso VI ha venido pidiéndonos púlpitos, minaretes, mihrabs y mezquitas para levantar en ellas cruces y que sean regidos por sus monjes... Dios os ha concedido un reino en premio a vuestra Guerra Santa y a la defensa de Sus derechos, por vuestra labor...
Nuestra lengua es lengua santa, Lengua de antiguos sufrimientos, Que lloran y que cantan En su tierra ancestral los campesinos. Resucitad por lo tanto vuestra habla, Corroída por el tiempo, Quitad la grasa y el moho Del olvido en lo cual fue sumersa.
François Mauriac, que siempre tuvo animosidad hacia la pareja, publicó en Les Temps Modernes un editorial que creó polémica al afirmar: «ahora, lo sé todo sobre la vagina de vuestra jefa».
Cuando los criollos se estaban retirando, Cisneros consultó por su seguridad personal, a lo cual Castelli respondió: «Señor, la persona de Vuestra Excelencia y su familia están entre americanos, y esto debe tranquilizarlo».