vuela

Búsquedas relacionadas con vuela: vuelta
Traducciones

vuela


V volar
Ejemplos ?
Otra que recupera su inteligencia, es decir, la cabeza y se transforma en una loca desternillada y destornillada, pues vuela para aquí y vuela para allá, como gallina recién desenjaulada, es la Victoria de Samotracia.
La monja guardó silencio y la vaga esperanza que yo había conservado hasta entonces, huyó como un pájaro que vuela en el crepúsculo: Yo sentí que era mi alma como viejo nido abandonado.
Un pensamiento que vuela, necesita una mano enérgica, fuerte, audaz, que abra, así sea despedazándolas, todas las puertas que le cierren el espacio de la realidad.
-¡Oh, filósofo idealista, de imitación! -dijo el gallo en griego digno del mismo Gorgias; -no te molestes, no volarás ni lo que vuela un gallo.
El Pueblo entero es el que se entrega a la evocación de los acontecimientos cuya memoria hace propicia la fecha y mientras las banderas ondean al viento y los clarines repitan las modulaciones jubilosas de la diana, es el Pueblo entero quien vuela en alas de la imaginación hacia el pasado y asiste al acto a la vez severo y radioso de la Cruzada de los Treinta y Tres.
Examinaremos ahora, a vuela pluma, el panorama mexicano, para darnos cuenta, siquiera un poco, de la diferencia que existe entre nuestra vida nacional, pobre y difícil, y la de estos cultos pueblos, atormentados por una cruenta realidad presente o por el misterio de un mañana que presienten trágico.
Entre tanto, vuela el tiempo y mientras Lecor sigue haciendo su política cada más convencido de los buenos resultados prácticos que ha de traerle, los orientales que se han mantenido fieles al ensueño artiguista (digámoslo bien alto, casi todos los orientales) empiezan a laborar silenciosamente y poco a poco van reverdeciendo los grandes ideales de Patria y Libertad.
Era esa hora en que el gorrión casero se acoge al hueco de la hendida tapia, o a los aleros de la troj que roba, o a los manojos de la espesa barda; y allí, cercado de su tribu nómade, gárrulo pía al procurarse cama, advirtiendo a los hombres sus vecinos que un día más de su existencia pasa, que hizo la noche Dios para el reposo, y que cuanto ser vivo vuela o vaga, se busca una guarida en las tinieblas, y a su ley obediente duerme o calla.
Creaste la Tierra según tu deseo, tú, solitario, A todos los hombres, el ganado y los rebaños; Cuanto existe en la tierra que anda sobre sus patas, Todo lo que hay en el cielo que vuela con sus alas, Las tierras de Jaru y Kush, La tierra de Egipto.
Traicion horrible su puñal afila; Sucumbe el héroe de inmortal memoria, Cierra sus ojos, ¡ay! su alma tranquila Vuela al templo radiante de la gloria.
No ha desdeñado en tales ánimos la espada a la pluma. Docto símbolo desta verdad es la saeta; con la pluma vuela el hierro que ha de herir.
¡Oh cuánto yerra quien no recela las iras de deidad que hiere y vuela!,44 que, a un enemigo con alas, ni aun la fuga es resistencia.