Ejemplos ?
“No impune quedarás, no bien de un arma se me dé provisión”, 265 había dicho Exadio, y de un arma tiene a la traza, los que en un alto pino estuvieran, los cuernos de un votivo ciervo.
Está proyectado el arreglo del Jardín Morelos; la reconstrucción del monumento votivo del Tepeyac; el embellecimiento de la Plaza de la Constitución, así como el de la ciudad en general; y dos fuentes para el patio del Museo Nacional.
Templo romano de Alcántara (provincia de Cáceres), adyacente al puente romano de igual nombre. Se trata de un pequeño templo votivo.
A todos ellos habría que añadir una inscripción recientemente hallada en Viseu escrita en lengua mixta, donde la expresión de las divinidades está en lengua lusitana y la del dedicante y formulario votivo en latín.
El arco visigótico destaca como el monumento más importante de la zona, todavía en pie desde el Siglo V, en lo que fue una pequeña capilla ahora en ruinas. Cerca se encuentra el Templo Votivo del Mar, obra del arquitecto Antonio Palacios Ramilo, original de Porriño terminado en 1937.
Luz Televisión (Canal 37 señal Abierta canal 77 intercable) Tuya TV Canal 16 - Señal Abierta Kairos TV (Canal 45 señal Abierta, Canal 6 Cable Norte) Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto, a 25 kilómetros de Guanare, ubicado en la parroquia Quebrada de la Virgen, se encuentra el templo votivo, hoy basílica menor.
Estas tendrían como centro los fogones de los templos, donde se quemaban ofrendas, que consistían sobre todo en alimentos (peces y moluscos), algodón, cuarzo, mechones de cabello y otros objetos. También se enterraban con carácter votivo estatuillas de arcilla (previamente rotas), y conglomerados de vegetales.
En su cuento El barquito (Kirkeskuden), de Alas cortadas, un niño gitano que ha quedado huérfano es criado por un sacerdote y su esposa. El pequeño toma un modelo votivo de barco de la iglesia y lo lleva al agua, donde inmediatamente se hunde para su desesperación.
El viernes 3 de abril la agenda estuvo cargada de actividades que se iniciaron en el Templo Votivo de Maipú, donde tuvo la oración de la mañana (Laudes) con religiosas venidas de todo el país.
Los adornos repujados de las aspas de las cruces son de tipo germánico, pero la forma de las coronas votivas es totalmente bizantina. Las coronas del tesoro son de tipo votivo, no aptas para ser lucidas como tocado.
En 1943, se inicia la construcción definitiva del Templo Votivo de Maipú que fue inaugurado por el Cardenal Raúl Silva Henríquez el 23 de noviembre de 1974 y concluido en 2002.
En diciembre de 2008, el Templo Votivo de Maipú recibió —junto a otros diecisiete edificios— el Premio Obra Bicentenario, el cual valora el aporte de estos al desarrollo urbano en Chile durante la primera mitad del siglo XX.