volver la espalda

Traducciones

volver la espalda

voltare la schiena a
Ejemplos ?
Con idéntica contundencia se aplicó en particular al rechazo de los convencionalismos y tópicos que asolaban la escena, como que los tontos eran peludos, los sabios calvos, los militares bigotudos, los banqueros con patillas, los maridos celosos presentaban largos mostachos etcétera; también, que no se pudiese empezar en silencio o los actores no pudiesen volver la espalda jamás al público.
Mientras aguarda su ejecución, descubre que en realidad no es judío, pero prefiere enfrentarse a la sentencia en lugar de volver la espalda a la comunidad en cuyo seno creció.
Fóxidas y los suyos lograron algo semejante, pues cayeron sobre los árabes y los medos, y les obligaron a volver la espalda y a huir atropelladamente.
Su comandante dice: "...un inmenso pánico comenzó a dominar al batallón... impedíales volver la espalda lo estrecho del campo y los batallones que nos seguían".
En medio de esta polémica, D'Alembert abandonará la dirección de la Enciclopedia, aunque Diderot aguante el tipo y escribe a Voltaire::Abandonar la obra sería como volver la espalda en plena brecha y hacer lo que desean esos infames que nos hostigan.
Aquél que lo utilizaba adoptaba una postura muy característica pués tenía que volver la espalda al paisaje real para poder ver la imagen se veía reflejada en el espejo – como un si de una lente pre-fotográfica se tratara – que así adquiría una sutil gradación de los tonos de luz y de color.
No se podía asustar a la burguesía liberal ni darle pretexto para volver la espalda a la revolución, la cual fracasaría si la burguesía liberal se apartaba de ella.
Según las reglas de la táctica hipócrita de los salones, María debió volver la espalda a aquel atrevido que en horas desusadas violentaba las puertas que la hospitalidad más generosa le había dado a conocer.
El del poncho avanzó frenético esgrimiendo el puñal, mientras el granuja retrocedía sin volver la espalda al riesgo, guardando una distancia de pocas varas entre él y su adversario y como quien busca el momento y la posición precisa para jugar el todo por el todo.
La idea dominante del material onírico resulta ser mi oposición a que se trate a Goethe como a un demente, y el sueño me dice: «Lo que sucede es todo lo contrario; si no alcanzas a comprender este libro, el imbécil eres tú y no el autor.» En todos estos sueños de inversión parece además hallarse contenida una relación a un sentimiento despectivo («volver la espalda a alguien»); así, en el sueño de Safo, con respecto al hermano del sujeto.
Entre tanto, por otra parte, en la cual un torrente arrastraba a los lejos rodadas peñas y arbustos descuajados de las riberas, Palante, que veía a sus árcades no acostumbrados a pelear a pie, y que por la fragosidad del terreno había dejado sus caballos volver la espalda ante los guerreros del Lacio, que los acosan, procura, único recurso en aquel apurado trance, inflamar su valor, ora con súplicas, ora con denuestos: "¿Adónde huis, compañeros?
¿He de consentir(esto solo falta a mi ignominia) la destrucción de esa ciudad? ¿No ha de desmentir mi diestra las palabras de Drances? ¿Habré de volver la espalda? ¿Y esta tierra ha de ver a Turno huir?