volador

(redireccionado de voladoras)
También se encuentra en: Sinónimos.

volador, a

1. adj. Que vuela nunca he subido a ningún aparato volador; las alas de las aves son órganos voladores.
2. Se aplica a lo que está colgando, de manera que el aire lo pueda mover. volandero
3. Que corre o va con rapidez. raudo
4. s. m. Cohete que se lanza al aire y se utiliza en los fuegos artificiales.
5. ZOOLOGÍA Pez teleósteo marino, de cabeza gruesa con hocico saliente, con la piel manchada de rojo, blanco y pardo, y con las aletas pectorales muy desarrolladas que le permiten elevarse sobre el agua y dar pequeños vuelos.
6. ZOOLOGÍA Molusco cefalópodo comestible, semejante al calamar pero de mayor tamaño.
7. BOTÁNICA Planta arbórea laurácea tropical americana de copa ancha, hojas enteras y flores en panojas terminales, cuya madera se emplea en construcciones navales.
8. Méx. HISTORIA Práctica ritual prehispánica que consistía en girar en el aire en un trapecio suspendido de una rueda giratoria asegurada a cierta altura en el tope de un árbol cortado a cercén, y que en la actualidad todavía se practica como espectáculo.
9. P. Rico JUEGOS Molinete, juguete infantil.
NOTA: Nombre científico: (Dactilopterus volitans.)

volador, -ra

 
adj. Que vuela.
Que está pendiente, de manera que el aire lo pueda mover.
Que corre o va con ligereza.
m. Cohete que se lanza al aire.

volador, -ra

(bola'ðoɾ, -ɾa)
abreviación
cosa que se mueve por el aire usando las alas o un medio artificial Un OVNI es un objeto volador no identificado.
Sinónimos

volador

sustantivo masculino
1 cohete.

volador

, voladora
adjetivo

volador:

volantevolátil,
Traducciones

volador

flying, swift

volador

A. ADJflying antes de s
B. SM
1. (= pez) → flying fish; (= calamar) species of squid
2. (= cohete) → rocket
3. (Andes, CAm) (= molinillo) → toy windmill
4. (Caribe) (= cometa) → kite
Ejemplos ?
A este temeroso sitio, mientras lento declinaba a ponerse un sol de otoño entre celajes de nácar, estando el viento adormido, la mar blanquecina en calma, y sin turbar el silencio de las voladoras auras, sino el grito de un milano que los espacios cruzaba, y los de dos gavïotas, cuyo tálamo era el agua, la divina Rosalía, la hermosa de la comarca, fugitiva y anhelante llegó, sudosa y turbada.
¡Diérame la suerte aquí vivir, ajeno de pesares, y aquí esperar la muerte, arrullando con plácidos cantares el sueño arrebatado de las horas, pues que son, como un sueño, voladoras!
Caminarás primero hacia el Oriente, Por campos que aún no ha roto el corvo arado, Verás a los escíticos pastores Que lanzan diestros voladoras flechas, Y conducen en carros sus moradas; No te acerques a ellos; por la orilla Del mar camina, mas las rocas huye.
¿Por qué charlas antes de lo debido? Las voladoras yeguas vienen corriendo a lo lejos por la llanura espaciosa. Tú no eres el más joven de los argivos, ni tu vista es la mejor; pero siempre hablas mucho y sin sustancia.
- El municipio de Aguadilla y los siguientes barrios de Moca: Aceitunas, Centro, Rocha, Cuchilla, Pueblo, Capá, Voladoras, Cruz, Naranjo, Marías y Moca Pueblo.
ú que de océano y tierra vences las largas distancias, cual las distancias del éter vencen voladoras alas: por la negra red que forman rieles que tu curso pautan, ven a surcar el inmenso seno de mi dulce patria.
Sin luz el ojo vago, Sin un sonido sobre el labio abierto, Pasa la vida cual por hondo lago De incierta luz el resplandor incierto. Así vuelan las horas, Y así pasan pacíficas y bellas, Cual las aves del viento voladoras, Cual la cobarde luz de las estrellas?.
Pregunté al peón qué era aquello, y me contestó: es un hormiguero de hormigas voladoras que ha reventado: cuando el tiempo está sereno, el viento no sopla y hace mucho calor, revientan con frecuencia.
Los pastores decían: Ven Himeneo, ven; ven Himeneo, y las tiernas pastoras repetían: Ven Himeneo, ven; ven Himeneo, ¡Qué dulce alternativa!, ¡qué bella perspectiva!, ¡qué tocante espectáculo, formado al placer de los ojos y del alma! Ya las voces sonoras se esparcen, se dilatan en las alas del viento voladoras.
455 Nosotros también, parte del mundo, puesto que no cuerpos sólo, sino también voladoras almas somos, y a ferinas casas podemos ir, y de rebaños en los pechos escondernos, esos cuerpos, que pueden las almas tener de nuestros padres o de nuestros hermanos o de gentes unidas por algún pacto a nosotros, 460 o de hombres, ciertamente, que seguros estén y honestos permitamos, o no acumulemos entrañas en nuestras mesas de Tiestes.
Sus horribles caras de ratas voladoras me aterraban y más cuando con sus voces roncas proferían: — Pronto vendrás con nosotros, a nuestro país y serás como los otros: una lombriz.— Ya no podía más, mis fuerzas se habían agotado; no lograría resistir otro tormento.
Vencido el desventurado por fuerza más poderosa que la suya, y atrás viéndose dejar por las voladoras alas del tiempo, a quien nadie puede atajar, se abandona a un desaliento sombrío; las lágrimas se le agolpan a los párpados, y de ellos, antes que saltando corran, su faz con las manos cubre, la frente en la mesa apoya, y piensa… ¡ay!