vivaracho

(redireccionado de vivarachos)

vivaracho, a

adj. Que es muy despierto y alegre es un niño vivaracho y muy gracioso. despabilado

vivaracho, -cha

 
adj. fam.Muy vivo de genio, travieso y alegre.

vivaracho, -cha

(biβa'ɾaʧo, -ʧa)
abreviación
1. persona, animal que es vivaz un bebé vivaracho
2. característica que es propio de personas y animales vivaces una mirada vivaracha
Traducciones

vivaracho

quirlig

vivaracho

dapper

vivaracho

animato

vivaracho

ADJ
1. [persona] (= vivo) → jaunty; (= vivaz) → vivacious
2. [ojos] → bright, lively, twinkling
3. (Méx) → sharp, sly
Ejemplos ?
Y concurrían frailes (etiam periere ruinae) y señores canónigos, que aún los había de veras, y el señor asistente, acompañado de algunos machuchos personajes, y varios oficiales de la guarnición, porque entonces no se conocía la milicia nacional; estudiantes con sus hopalandas, por supuesto, y mozalbetes vivarachos, que sacaban raja de visitar y obsequiar a la vieja, pues, como se dice vulgarmente, «por la peana se besa el santo»; y gallardas muchachas que, aunque rodeadas de sus respetables y vigilantes familias, llevaban los ojos, algunos harto hermosos y expresivos, para hacer de ellos el uso más conveniente.
na mañana la vieja rata de agua asomó la cabeza por su agujero. Tenía unos ojos redondos muy vivarachos y unos largos bigotes grises.
Es hoy todo tradición que los Cuntaturi sean elegidos por niños por los ancianos locales entre los niños más avispados y vivarachos: en efecto ellos tienen que representar la memoria colectiva por el futuro.
-«Todavía me quedan seis»- le dijo, asimismo, con tono bonachón; y efectivamente, los grandes y vivarachos ojos negros del príncipe, más de una vez, cruzaron sus relámpagos con modestos reflejos celestes y tiernos de ciertos ojos azules de subyugadora suavidad.
n escocés, de cara colorada como un tomate, de genio alegre, decidor, muy acriollado, a pesar de su acento británico; quien siempre hubiera soñado con ir más lejos, si hubiese tenido la seguridad de encontrar allá el whisky especial que para él, se traía de la capital; un bearnés, cuyos ojos vivarachos discernían al momento...
En lugar de salir de entre el carrasco una liebre a saltar de mata en mata, salió un lagarto de cabeza chata, lomo verdoso, vivarachos ojos y blanca panza con puntitos rojos.
En el altar mayor ardían aún todas las luces del monumento, simétricamente dispuestas, alternando con vasos henchidos de gayas y pomposas flores de papel con ramos de hojarasca de plata, y allá arriba azulados bullones de tul formaban un dosel de nubes, de trecho en trecho cogido por angelitos vivarachos y de rosada carnación, con blancas alas en los hombros, alas impacientes y cortas, que parecían, entre el trémulo chisporroteo de los cirios, estremecerse preludiando el vuelo.
CUENTOS DEL ANTIGUO ANÁHUAC I Hubo una vez unos chicos que fueron como han sido casi todos los chicos del mundo: Inteligentes, juguetones, traviesos, vivarachos y deseosos de saber lo que pasa con todo lo que nos rodea.