vivérridos

vivérridos

 
m. pl. zool. Familia de mamíferos carnívoros, de dimensiones pequeñas o medianas, formas elegantes, cabeza alargada y miembros no muy largos.
Ejemplos ?
Su pelaje es corto, entre amarillento y rojizo, con manchas ovaladas e irregulares de color marrón oscuro que faltan en cabeza, garganta y tórax; crin corta y erizada; la cola tiene un mechón de pelo largo y negro. Aunque parece un perro, la hiena está más emparentada con los félidos, y especialmente, con los herpéstidos y vivérridos.
Mucho más numerosas son las poblaciones de gato montés, de zorro rojo y las de algunos mustélidos: el tejón, el turón y la comadreja; algo menos numerosas son las de nutria, marta y garduña. Los vivérridos están representados por la gineta; y los herpéstidos, por el meloncillo.
La gineta (o jineta) felina (Genetta genetta felina) es una subespecie de mamífero carnívoro de la familia de los vivérridos. Fue descrita como Viverra felina por Carl Peter Thunberg en 1811.
a jineta, gineta o gato almizclero (Genetta genetta) es una especie de mamífero carnívoro de la familia de los vivérridos, la única de esta familia que se puede encontrar en Europa.
Es propia del África austral y de apariencia similar a la jineta común (Genetta genetta). Tiene las patas relativamente cortas y el típico cuerpo alargado de los vivérridos.
Su sistemática ha sido muy complicada y confusa, siendo inicialmente incluido como sección en el género Felis debido a los numerosos caracteres taxonómicos convergentes con este género. Posteriormente fue incluido como subfamilia entre los vivérridos.
Rothwell 2003 Las proporciones esbeltas de estos animales, junto con sus patas cortas similares a las de los vivérridos, sugieren que pudo haber sido un ágil trepador de árboles.
Aunque filogeneticamente cercanos a félidos y vivérridos, la forma de ser y su morfología son similar a los cánidos en muchos aspectos (ver convergencia evolutiva); ambos —hienas y cánidos— no tienen locomoción arbórea (habilidad de trepar árboles), son cazadores cursoriales que atrapan la presa con sus dientes en vez de sus garras.
Los hiénidos surgieron por primera vez en Eurasia durante el Mioceno de ancestros parecidos a vivérridos, y se desarrollaron en 2 distintas ramas; hienas parecidas a perros con estructura ligera y las hienas robustas trituradoras de hueso.
A excepción de la hiena manchada, los hiénidos tienen cubiertas de pelo rayadas probablemente heredadas de sus ancestros vivérridos.
Los hiénidos se acicalan como felinos o vivérridos y su manera de lamerse los genitales es similar al gato (sentado en su parte trasera, sus piernas, una abierta verticalmente hacia arriba).
En su lugar, los hiénidos marcan territorio con sus glándulas anales, un rasgo que se encuentra también en los vivérridos y mustélidos, pero no en cánidos o félidos.