visitación


También se encuentra en: Sinónimos.

visitación

(bisita'θion)
sustantivo femenino
1. visita de María a Isabel según el Evangelio En la visitación, María pronuncia un cántico.
2. fiesta litúrgica que celebra este hecho celebrar la Visitación
Traducciones

visitación

inspection

visitación

controllo, ispezione

visitación

επίσκεψη

visitación

探视

visitación

探視

visitación

방문

visitación

visitation

visitación

SF (Rel) → visitation
Ejemplos ?
Dresde, Staatliche Kunstsammlung: Bodas místicas de santa Catalina, ~ 1512; Sacrificio de Isaac, 1527-1530 Edimburgo, National Gallery, Autorretrato, 1525 Florencia, Claustro degli Scalzi: Bautismo de Cristo, ~ 1510; Caridad, ~ 1513; San Juan Bautista predicando, 1515; La Justicia, 1515; San Juan Bautista, ~ 1516; La captura de san Juan Bautista, 1517; Danza de Salomé, ~ 1521; Decapitación del Bautista; Presentación de la cabeza del Bautista; Esperanza; Fe; Anuncio a Zacarías, 1523 Orsanmichele: María Magdalena, ~ 1509 Palacio Davanzati: Ícaro, ~ 1508 Palacio Pitti: Visitación...
Vuelto de Portugal, se desembarazó de los empleos políticos que tenia, y se dedicó á reformar la disciplina de su Iglesia, y á concluir algunas obras y fundaciones que había comenzado: construyó y dotó la Capilla de la Visitación de la Catedral, en donde yace; y deseoso de purificar su alma por medio de una vida penitente, dió principio á ella por visitar, cubierto de cilicio, el sepulcro del Apóstol Santiago.
43 Porque vendrán días sobre ti, que tus enemigos te cercarán con baluarte, y te pondrán cerco, y de todas partes te pondrán en estrecho, 44 Y te derribarán á tierra, y á tus hijos dentro de ti; y no dejarán sobre ti piedra sobre piedra; por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación.
21 Por tanto, así ha dicho Jehová de los varones de Anathoth, que buscan tu alma, diciendo: No profetices en nombre de Jehová, y no morirás á nuestras manos: 22 Así pues ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí que yo los visito; los mancebos morirán á cuchillo; sus hijos y sus hijas morirán de hambre; 23 Y no quedará resto de ellos: porque yo traeré mal sobre los varones de Anathoth, año de su visitación.
El escribano llegaba todas las noches a casa de Visitación, y después de notificarla un saludo, pasaba a exponerla el alegato de bien probado de su amor.
Si alongar, tomando los misterios de la visitación de nuestra Señora a sancta Elisabet, los pastores, la circuncisión del niño Jesú, y los tres reys, y así de otros; y si abreviar, aun quitar de los que están puestos; porque esto es dar una introducción y modo para después mejor y más cumplidamente contemplar.
Al entrar el escribano en su tugurio, salió a abrirle la puerta nada menos que Visitación, la desdeñosa y remilgada Visitación, que ebria de amor se arrojó en los brazos de Tijereta.
Pero destruido el diabólico hechizo, se encontró don Dimas con que Visitación lo había abandonado corriendo a encerrarse en un beaterío, siguiendo la añeja máxima de dar a Dios el hueso después de haber regalado la carne al demonio.
Pero mientras más derrochaba Tijereta, más distante veía la hora en que la moza hiciese con él una obra de caridad, y esta resistencia traíalo al retortero. Visitación vivía en amor y compaña con una tía, vieja como el pecado de gula, a quien años más tarde encorozó la Santa Inquisición por rufiana y encubridora, haciéndola pasear las calles en bestia de albarda, con chilladores delante y zurradores detrás.
Se enamoró hasta la coronilla de Visitación, gentil muchacha de veinte primaveras, con un palmito y un donaire y un aquel capaces de tentar al mismísimo general de los padres beletmitas, una cintura pulida y remonona de esas de mírame y no me toques, labios colorados como guindas, dientes como almendrucos, ojos como dos luceros y más matadores que espada y basto en el juego de tresillo o rocambor.
Fiesta de Santa Isabel.- En este Cabildo se propuso la forma que se ha de tener en la fiesta y celebración de la Visitación de Santa Isabel...
19 Sade opone Tito a Nerón, y santa Juana de Chantal a Mesalina. Santa Juana, fundadora de la orden de la Visitación (1572-1741) fue dirigida espiritualmente por san Francisco de Sales.