virgíneo

virgíneo -a

 
adj. Virginal.
Traducciones

virgíneo

virginio
Ejemplos ?
Me hallarás ciertamente, a cualquier hora en que tus alas hacia mí despliegues, levantada la frente, apercibido, resistiendo al destino; la mano que al herirme se colora con mi sangre inocente no he de colmar de elogios ni bendecir, cual hace por antigua ruindad la humana gente; toda vana esperanza en que se engañan como niños los hombres, todo necio consuelo desecharé, y a nadie en tiempo alguno, oh Muerte, he de aguardar sino a ti sola; tan sólo el día esperaré sereno en que decline adormecido el rostro en tu virgíneo seno.
Pero no pudiendo sufrirlo Mitilene se encolerizó de modo que perdiendo el honesto y virgíneo encogimiento y rompiendo por el respeto del tío, dijo: -Eso de esposo no puedo yo consentir, Nise, porque lo es mío don Lope; y si entró en tu retrete no puedo creer que fue sino por mi respeto y no por el tuyo como dices, cocodrilo fingido, porque tus enredos debieron de ser motivo de todo este suceso; perdóneme mi tío si le pierdo el respeto y vénguese en mí si quisiere con mi muerte porque en este conflicto no puedo menos ni es bien encubrir lo que siento porque se opone mi honor, que es primero, y Nise con sus embustes quiere poseer el bien que yo poseo o poseer espero.
Pero sucedió diferente todo lo que pensó, porque don Gregorio, imprudente, loco y ciego en su firme querer -que de todos se juzgó serlo en extremo por los terribles excesos de su empeño- no sólo no conoció lo terco de su principio, pero, sin inferir del suceso los peligros y riesgos de su honor, se limitó su discurso de suerte que contentísimo de ver que don Lope, su opositor, hubiese huido y que el pretendido objeto de Mitilene estuviese en el fuerte con vestidos viriles, notorios y conocidos por don Pedro su tío, infiriendo -no sé si por bien- conocer el honesto sujeto de Mitilene, que en su virgíneo honor ningún émulo pusiese el menor escrúpulo ni el sospechoso vulgo presumir pudiese detrimento...
Pero, el padre de él, que de su nacido violó el lecho se dice y esta pobre casa ultrajó, sea porque su impía mente de ciego flagraba amor, 25 o sea porque inerte, de estéril simiente, su nacido lo fuera, de modo que buscar se hubiera de dónde † † un más nervoso algo que pudiera un ceñidor soltar virgíneo.” “Egregio narras, y de admirable piedad, un padre, que él mismo, de su hijo, se meare en el regazo.” 30 “Mas con todo, no solo esto dice que ella conocido tiene Brixia, la que al cigeno mirador está sometida, ante la que el flavo Mela corre, de muelle corriente, Brixia, de la Verona mía madre amada, sino que sobre el postumio amor, y el de Cornelio, narra, 35 con los que ella mal adulterio hizo.
A ella yo su virgíneo nombre, mi elegida, le quité, lo cual su padre Hipodamante amargamente sufrió y al profundo arrojó desde una peña el cuerpo de su hija, que iba a morir.
Llega y entonces el virgíneo coro, Reprimidas las furias de la guerra, Tus himnos cantará; Alegres tornarán las arpas de oro Y en ocio blando la cansada tierra Su sueño dormirá.
Quedó con el listón don Lope contentísimo pero notó que Nise se disgustó en extremo de que Mitilene se le diese y que procuró por veces (no sin indicios de furiosos celos) divertir sus coloquios teniendo por desprecio que él no se diese por entendido de sus ojos ni de los equívocos con que le dijo el incendio de su pecho; y viendo Mitilene su enojo y los progresos de don Lope y sus empeños, le rogó que por desmentir los ojos de envidiosos émulos (linces del virgíneo incendio que, donde menos se presume, suelen sospechosos esconderse), se fuese por entonces.
Inmoble se quedó Mitilene de lo que le refirió su tío, y entre grillos de hielo no supo con el susto responderle; pero él, entendiendo procediese todo del virgíneo, y vergonzoso decoro y pundonor, se fue contentísimo, y no menos lo quedó Nise, que oyéndolo todo se prometió felice suceso en sus designios.
Y don Gregorio, vuelto en su libre discurso, viendo ser imposible desdecirse Mitilene y el peligro y riesgo terrible de su honesto crédito dudoso, y en opinión del vulgo su virgíneo honor (puesto que le tuviese y se desdijese), vino en ello, si bien con indicios de poco gusto.
De poco me lamento: grandes perecen, con sus murallas, ciudades, y con sus pueblos los incendios a enteras naciones 215 en ceniza tornan; las espesuras con sus montes arden, arde el Atos y el Tauro, el Cílice, y el Tmolo y el Eta y, entonces seco, antes abundantísimo de fontanas, el Ida, y el virgíneo Helicón y todavía no de Eagro el Hemo.
Hasta aquí a su hermano, nacido del oro, como acompañante 250 la Tritonia se ofreció; después, circundada de una cóncava nube, Serifon abandonó, a diestra Citnos y Gíaros dejados, y por donde sobre el ponto el camino parecía el más breve, a Tebas y el virgíneo Helicón acude; monte que, cuando alcanzó, en él se apostó y así se dirigió a sus doctas hermanas: 255 “La fama de un nuevo manantial ha arribado hasta nuestros oídos, el que la dura pezuña del alado hijo de Medusa ha quebrado.
Las palabras que terminan en: (con sus femeninos correspondientes): gélico: evangélico.: gético: energético, apologética.: gia: magia, arrugia.: gible: inteligible, legible.: giénico: higiénico.: ginal: original, vaginal.: ginario: originario, imaginario.: gíneo: virgíneo...