viga

(redireccionado de vigas)

viga

1. s. f. CONSTRUCCIÓN Barra larga y gruesa de madera, hierro u hormigón, en especial la que se emplea para sostener la estructura de los techos.
2. AGRICULTURA Prensa compuesta de un gran madero horizontal que puede girar alrededor de uno de sus extremos y que se utiliza para exprimir la aceituna.
3. AGRICULTURA Porción de aceituna molida que se pone cada vez debajo de esta prensa del molino para comprimirla.
4. viga de aire CONSTRUCCIÓN La que se sostiene sólo por los extremos.
5. viga maestra CONSTRUCCIÓN La que sirve para sostener otras vigas, así como para sustentar cuerpos superiores del edificio.

viga

 
f. Pieza que en algunos coches antiguos enlazaba el juego delantero con el trasero.
ingen. y constr. Elemento resistente, de sección longitudinal superior a la transversal, que se utiliza para soportar cargas.
ingen. viga de celosía o reticulada La formada por cierto número de barras entrecruzadas en nudos.
viga de nivelación La que sirve de cimiento a una superestructura.

viga

('biγa)
sustantivo femenino
elemento de construcción que soporta cargas transversales viga de hormigón
viga que sostiene otras vigas La viga maestra sostiene la mayoría de los pesos.
viga que se sostiene en los extremos construir un salón con vigas de aire
Traducciones

viga

poutre

viga

balk

viga

شعاع

viga

πορείας

viga

viga

viga

beam

viga

קרן

viga

ビーム

viga

viga

SF (= madera) → balk, timber, lumber (EEUU) (Arquit) [de madera] → beam, rafter; [de metal] → girder
estar contando las vigasto be gazing vacantly at the ceiling
viga maestramain beam
viga transversalcrossbeam
Ejemplos ?
En su palacio, de altas techumbres sostenidas con vigas de cedro, rodeado de fuertes muros de granito, y que guardaba escogida tropa, compuesta de mozos de las más nobles familias, había construido una especie de observatorio, una torre redonda, donde se encerraba, para consultar despacio las constelaciones y cubrir de enigmáticas rayas y letras de un desconocido alfabeto los pergaminos que le traían en abundancia, bien flexibles y curtidos, en lindos rollos, y las tablillas plaqueadas de cera que, surcadas por el estilete, iban alineándose alrededor de la cámara, en estantes de maderas preciosas.
Abotagado por los licores y comistrajos de la víspera, y extenuado por las ofrendas en aras de la Venus pacotillera, se pasó Luzbel ocho días sin moverse de la cama, fumando cigarrillos de la fábrica de Cuna libre y contando las vigas del techo.
Rahutia vivía allí, a la entrada de un túnel, donde constantemente flotaba una crepuscular luz azul; en una casa cuya puerta de cedro estaba defendida por agudas puntas de hierro como la carlanca de un mastín. Frente a la casa, de las vigas que abo-vedaban la calle, colgaba un inmenso farolón de bronce, tallado al modo morisco.
Se acrecienta la tormenta, los clamores de las víctimas se confunden con los gritos de los bárbaros, crujen las gruesas vigas que sostienen los techos, y caen estos a plomo sobre la confundida multitud.
Los cimientos, columnas, vigas y otras partes estructurales, techos, galerías, vestíbulos, escaleras, corredores y vías de entrada y salida y comunicación y todas las paredes exteriores de las fachadas de las unidades inmobiliarias.
A los costados del pavimento se yerguen ancianas casas de adobe o bareque de una planta, con techos bajos que se sostienen en las vigas del amplio corredor frontal.
Rudenz enfurecido se lanza a su encuentro; oíamos derrumbarse ya las vigas y los macizos postes..., los clamores de aquella infeliz llegaban hasta nosotros a través de la humareda.
Comparé lo que acababa de dejar con lo que estaba viendo: en el palacio muebles lujosos, ricas colgaduras, luces, espejos, suntuosos trajes, un esposo amante, amigos solícitos, criados esperando con interés la feliz nueva... En la boardilla, desnudas paredes, vigas carcomidas, un jergón, harapos, soledad, tristeza.
Sostenían el techo las columnas de vigas talladas, sin base ni capitel, que no se han caído todavía, y que parecen en aquella soledad más imponentes que las montañas que rodean el valle frondoso en que se levanta Mitla.
Puesto el ceñidor, fueron a encontrarse en medio del circo y se cogieron con los robustos brazos como se enlazan las vigas que un ilustre artífice une, al construir alto palacio, para que resistan el embate de los vientos.
En candeleros de barro dispersos acá y allá; en alcayatas clavadas a las paredes, en tres arañones de palo que cuelgan de las vigas, arde como una gloria todo el sebo que labró Encarnación.
-No es mar pico er que se dan; como que su compadre de usté tiée er corazón de una jiena y si ella cuando llega vesita a casa no alegra el perfil, aluego cuando se van los extraños, es un dolor como él le pone el cuerpo. Usté no sabe, señó José, lo que pasa bajo las vigas del techo que cobija a aquer proigio de hermosura...