viene

Traducciones

viene


V venir
Ejemplos ?
¿No comprendes tú que eso es cargarse lo que se llama una malita faena? -Pero ¿a qué viene to eso, señá Rosario? ¿Quién la ha pensionao a usté hoy pa que me alevante tantísimo farso testimonio?
¡Allí hicimos prisionero a un rey de Francia, cuya espada ha estado en Madrid cerca de tres siglos, hasta que nos la robó hace tres meses ese hijo de un posadero que viene a vuestra cabeza, y a quien llaman Murat!
¡Que de todos modos la detestaré con mis cinco sentidos! ¡Y, en fin, que si no viene pronto, hoy no habrá tute! El tute era una comedia y hasta un drama diario.
Pues esta pana nos cuesta a nosotros a dos pesetas el metro; es decir, que nos viene a salir el corte por seis pesetas aproximadamente, y, por tanto, te creerás tú que yo te voy a poner nueve por el corte, porque ¿qué menos nos vamos a ganar que tres pesetas en cada uno?
-Der Coto de quitarse la caspa-refunfuñó la vieja con acento desapacible. -¿De aónde viene usté?-preguntóle, mirándole con angustiada expresión, Rosario.
Sá menester tamién saber de qué pie cojea er que viene a la casa, saber cuánto puée valer er chaleco y la leontina que traen, que dambas cosas son lo primerito que dejan en prenda, bailar y cantar lo menos posible, que al hombre jarto jasta su jálito le jiede; y sobre tó, hija mía, sobre tó en lo que resperta a lo otro, a lo de chipé sá menester no dar al orvio que a los hombres hay que trastearlos con muchísimo entendimiento, que los hombres tós o cuasi tós están pidiendo a voces una enjalma y un ronzal y una batícola.
«No temas --dijo-- por Rogelio nada, que, vivo y sano, aún te ama y te adora, mas preso está otra vez en la celada que tu enemigo le presenta ahora; y así es preciso que, en corcel montada, me sigas, si lo amas, sin demora; que si me sigues, mostraréte el modo con que a Rogelio al fin libres de todo.» Y prosiguió narrando el artificio que había urdido el siempre astuto Atlante, con el que al darle de su rostro indicio, fingiéndola en poder de un cruel gigante, lo había atraído al mágico edificio, para dentro quitarla de delante; y cómo con parejo ardid detiene a cuanta dama y caballero viene.
Naturalmente. ¿Convenimos también en que cuando la ciencia viene de cierta manera es una reminiscencia? Cuando digo de cierta manera es, por ejemplo, cuando un hombre al ver u oír alguna cosa o percibiéndola por otro cualquiera de sus sentidos no solamente conoce esta cosa que ha llamado su atención, sino al mismo tiempo piensa en otra que no depende de la misma manera que conocer, sino de otra, ¿no decimos con razón que este hombre ha vuelto a acordarse de la cosa que ha acudido a su espíritu?
-repitió al llegar junto a ellos y encarándose con Juan el Pulío, que delante de todos, y con la tercerola en la mano, exploraba inmóvil como una estatua, la silenciosa lejanía, y el cual, al oír su pregunta, le repuso sin apartar la vista de la lontananza: -Que arguien viene jaciendo yesca al jaco por el cruce del Pantalones.
-¡Diablo! dijo el barbero; he aquí uno que viene como marea en cuaresma. Cogiendo su vacía y su jabón, preparó la espuma hasta que el animal estuvo cerca, y corriendo tras él le jabonó a la carrera y le afeitó el bigote sin detenerse, ni cortarle un pelo de ninguna otra parte de su cuerpo.
El anciano duende de allá en Noruega, el que reside en la vieja roca de Dovre y posee cuatro palacios acantilados de feldespato y una mina de oro mucho más rica de lo que creen por ahí, viene con sus dos hijos, que viajan en busca de esposa.
-Yo, sí, cuando me llamaron a declarar en Auriabella... -Pues igual viene a ser. En trueco de caballos lleva dentro un maquinismo, a modo de reló...