vidrioso

(redireccionado de vidriosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

vidrioso, a

1. adj. Que se quiebra o rompe con facilidad, como el vidrio. quebradizo
2. Se aplica al asunto delicado, que debe ser tratado con gran cuidado. espinoso
3. Se refiere a los ojos cubiertos por una capa líquida y que no miran a un lugar determinado.
4. Se refiere a la persona que se enfada o desazona con facilidad y a su carácter. susceptible
5. Se aplica al piso que está resbaladizo después de haber helado.

vidrioso, -sa

 
adj. Quebradizo como el vidrio.
Díc. del material que debe usarse con gran tiento.
Díc. de la persona que fácilmente se resiente o desazona.
Díc. de la mirada o de los ojos que se vidrian por la cólera, enfermedad grave, etc.
fig.Díc. del suelo resbaladizo por haber helado.
fig.Díc. de un asunto delicado y difícil de tratar por ser susceptible de disgustar u ofender [a alguien].

vidrioso, -sa

(bi'ðɾjoso, -sa)
abreviación
1. que es frágil como el vidrio un material vidrioso
2. ojo, mirada que está empañado y es incapaz de fijarse en un punto un borracho de mirada vidriosa
3. asunto, problema que es muy delicado y difícil tema vidrioso
Sinónimos

vidrioso

, vidriosa
adjetivo
2 sentido, susceptible, irritable, malsufrido.
Se refieren a una persona o a su carácter.
Traducciones

vidrioso

glassy

vidrioso

ADJ
1. (gen) → glassy; (= frágil) → brittle, fragile; (= como vidrio) → glass-like
2. [ojo] → glassy; [expresión] → glazed; [superficie] → slippery
3. [persona] → touchy, sensitive
4. [asunto] → delicate
Ejemplos ?
El hombre más que gordo, más que calvo, más que feo, después de cerrar la puerta con brusquedad y disgusto, se recargó sobre ella y entre sonrisas jadeantes, ojos vidriosos, respiración excitada, manos trémulas, comenzó a contar con lentitud el dinero recibido.
Sus ojos vidriosos y enrojecidos me miraban con lóbrega atención; sus largas y puntiagudas narices me olfateaban y sus cadavéricas manos de afilados dedos y agudas uñas, me tocaban con deleite y murmuraban gruñidos como comentando.
Yo habría preferido menos emoción, pues, en el exceso de su agradecimiento, no hizo más que rondar toda la noche a mi alrededor, y cada vez que me dirigía a Agnes estaba seguro de ver en un rincón sus ojos vidriosos y su rostro cadavérico que nos espiaba como un espectro.
Más grotescos de lo que podría concebir la imaginación de un Poe o de un Bulwer, eran detestablemente humanos en general, a pesar de sus manos y pies palmeados, sus labios espantosamente anchos y fláccidos, sus ojos abultados y vidriosos, y demás rasgos de recuerdo menos agradable.
El "gesto negativo" no lo habremos de encontrar en el tonto nihilismo de una "huelga artística" o en el vandalismo contra algún cuadro famoso; lo encontramos en el aburrimiento casi universal de ojos vidriosos que hace presa en la mayoría de la gente con la sola mención de la palabra.
Cuando la representación terminó y todos se habían dirigido a descansar, Nadiel se acercó a Oniox y le lanzó un dardo mirándolo fijamente con ojos vidriosos: ¿Por qué no me hizo caso?
Los labios, rojos y vitales, se entremordían con perezosa voluptuosidad que no tendría explicación viril, si los hipnóticos no fueran casi todos femeninos; y los ojos, sobre todo, antes vidriosos y apagados, brillaban ahora con tal pasión que el sepulturero tuvo un impulso de envidiosa sorpresa.
no dijo una palabra. Eso sí, tenía los ojos vidriosos, la cara como deshecha, relajada, ¿sabe? En cuanto llegamos a Buenos Aires se acostó...
-replicó con indiferencia. Lo miré fijamente y me pareció que sus ojos estaban apagados y vidriosos. Enseguida se me ocurrió que su ejemplar diligencia junto a esa pálida ventana, durante las primeras semanas, había dañado su vista.
Su cabeza era pequeña, plana vista desde arriba, provista de enormes orejas, grandes ojos vidriosos y verduscos y una nariz grande, prominente, por lo que parecía un gallo de metal de una veleta, que indica el lado del cual sopla el viento.
Súbitamente Erdosain tuvo la fría sensación del viaje. Le pareció verla a Elsa en el pasamano, bajo la hilera de vidriosos ojos de buey, contemplando el hilo azul de la distancia.
Es una larga historia de perezas, días sin pan y noches sin guarida. Hay aglomeraciones de tristezas en sus ojos vidriosos y sin vida.