vidriera

(redireccionado de vidrieras)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con vidrieras: yeso, vitral, vidrieria, escaparate, roseton, vitrina

vidriera

1. s. f. Bastidor o armadura de vidrios con que se cierra el hueco de puertas y ventanas. cristalera
2. Escaparate de una tienda. aparador
3. vidriera de colores La formada por vidrios de distintos colores y dibujos, unidos con varillas de plomo.

vidriera

  (de vidrio)
f. constr. Bastidor con vidrios con que se cierran puertas y ventanas.
(Amér.) Escaparate de una tienda.
Conjunto de cristales montados sobre el marco de una puerta o ventana que sirve como adorno.
b. art. vidriera de colores La formada por vidrios de colores, recortados y unidos convenientemente. Las vidrieras artísticas representan, mediante estos vidrios, figuras y escenas o motivos decorativos; los vidrios se pintan y se someten a un proceso de cocción para vitrificar los colores, después de haber sido cortados de acuerdo con las indicaciones del cartón o dibujo de la obra.

vidriera

(bi'ðɾjeɾa)
sustantivo femenino
1. estructura de cristales coloreados que adorna una puerta o ventana Tomaba fotos de las vidrieras de una iglesia gótica.
2. espacio donde se exhiben mercaderías en las fachadas de los comercios salir a mirar las vidrieras
Sinónimos

vidriera

sustantivo femenino
(América) vitrina (América), aparador (América), escaparate.
Traducciones

vidriera

SF
1. (= puerta) → glass door; (= ventana) → glass window
vidriera (de colores)stained glass window
2. (LAm) (= escaparate) → shop window; (= vitrina) → showcase
3. (Caribe) (= puesto) → tobacco stall, tobacco kiosk
Ejemplos ?
La luz solar, que llega por las vidrieras completamente lisas, ilumina oblicuamente los bancos, alineados perpendicularmente a la pared, tapizada aquí y a11á por alguna esterilla clavada, en la que en grandes caracteres se lee «Banco del Señor Fulano».
El sol de fiesta de Madrid penetraba disfrazado de mil colores por las altas vidrieras rojas, azules, verdes, moradas y amarillas; y como polvo de las alas de las mariposas iban los corpúsculos iluminados de aquellos haces alegres y mágicos a jugar con los matices de los graciosos tocados de las damas, sacando lustre azul, de pluma de gallo, al negro casco de la hermosa cabeza desnuda de la morena de un palco, y más abajo, en la sala, dando reflejos de aurora boreal a las flores, a la paja, a los tules de los sombreros graciosos y pintorescos que anunciaban la primavera como las margaritas de un prado.
Sacó Genaro de la ropa el brazo, y abriendo de su reja más maderas, del puro firmamento vió un pedazo al mirar a través de las vidrieras.
Busqué con afán la casa que habitaron; pero no di con ella. En su lugar se alzaba otra flamante con balcones de hierro y vidrieras con cortinillas.
Sonó en esto una llave, y percibiendo por las junturas, luz de una ventana, fuése Genaro a la espesura huyendo diciéndose los dos: «Hasta mañana.» --- Quien en el cuarto entró de Valentina fué su tutor, el juez; porque Genaro, acechando a favor de la espesura, en la ventana vió clara y distinta aparecer del viejo la figura. Vióla tender los brazos, y cerrar las vidrieras, y la luz interior ir a pedazos menguando, al entornarse las maderas.
Aquel a quien las vidrieras libraron siempre del aire, y cuyos pies se calentaron con los fomentos diversas veces mudados, cuyos cenáculos templa el calor puesto por debajo o arrimado a las paredes; a éste tal cualquier ligero viento le ofenderá, y no sin peligro, porque siendo nocivas todas las cosas que salen de modo, viene a ser peligrosísima la intemperancia en la felicidad: desvanece el cerebro y atrae la mente a varias fantasías, derramando mucho de oscuridad que se interpone entre lo falso y verdadero.
El edificio era de estilo georgiano: tenía mirador, portal clásico con escalinatas laterales, vidrieras con trazado de rombos, y todas las demás características de principios del siglo XIX.
Todo esto es aquella voz que inmóvil tras de la reja embebecido le tiene asido a entrambas vidrieras, sin intención que le acuda, sin voluntad que le mueva, dudando si goza o sufre, si está despierto o si sueña.
Sobre esta muda desolación se derramaba una desagradable luz plomiza que provenía de las vidrieras ennegrecidas del ábside, sobre las cuales incidían los rayos del sol agonizante.
¡Oh!, y fatigado de nocturna vela y por ensueño místico agitado, la recoge el mancebo alborozado, con ojo avaro y delicioso empeño, porque la vista de la luz consuela las oscuras memorias de su sueño. Tendió a la reja el brazo, y abriendo las maderas del cielo de Sevilla vió un pedazo al mirar a través de las vidrieras.
Mas al exámen prolijo De vista escudriñadora Se alcanza que en este instante Quien vive alli no reposa. Pues aunque hay unas cortinas Que las vidrieras entoldan, Oscilan continuamente Luces produciendo y sombras.
Una lámpara, situada sobre una mesa de forma gótica, arrojaba sobre el lecho, en intervalos desiguales, capas de luz más o menos intensas, mostrando de este modo el rostro del anciano siempre bajo un aspecto diferente. Silbaba el frío a través de las ventanas mal cerradas; y la nieve, azorando las vidrieras, producía un ruido sordo.