Ejemplos ?
Ambos tienen la inapreciable ventaja de que se abren, y en una mañana de verano, o a puestas de sol, o en un día nublado, es muy hermoso el viajar en ellos por el campo, y como son de cuatro ruedas y fuertes, hechos para viaje, pueden ir a todo galope de los caballos, como aquí se usa.
Así, se desviven los pedagogos de escritorio en mal traducir libros de diversos idiomas, en viajar para observar cómo funcionan los sistemas educativos en otros países y sin decir nada más, regresar para aplicarlos en nuestro medio en el momento en que algún político requiere sorprender al repartidor de puestos.
A menudo me fastidiaba que la última señora Margarita me obligara a pensar en ella de una manera tan pura, y tuve la idea de que debía seguirla en todas sus locuras para que ella me confundiera entre los recuerdos del marido, y yo, después, pudiera sustituirlo. Recibí la orden de volver en un día de viento y me lancé a viajar con una precipitación salvaje.
Y en cuanto usted vea que pasa por muchacho de esperanzas, vaya usted a viajar: esté usted fuera diez o doce años, en los cuales puede vivir seguro de que se hablará de usted más de lo que sea menester.
La taparon y envolvieron, con lo que no vio ni un resquicio de luz, y no hablemos ya de sol y luna; «cuando se va de viaje hay que poder ver algo», pensaba la botella. Pero no pudo ver nada, aunque de todos modos hizo lo principal: viajar y llegar a destino.
- También Jorge es un abusivo, nada más se entera de que una persona necesita dinero y que vende algo conveniente para él, de inmediato aprovecha la oportunidad. Ahora ya lo ves, tengo que viajar en camión con toda esta bola.
Un día cuando ninguno sospechaba traiciones, un hombre a quien Don Antonio había extendido la mano para ayudarlo, para salvarlo de su miseria, aprovechando el alejamiento de su protector, ausentado de Tabasco para viajar hasta donde los recuerdos lo obligaban a volver, como siempre, al transcurrir un bien dado a los espíritus malignos, volteó el rostro y volviendo los favores, al quedar a su cargo los negocios, fingió una quiebra total para apoderarse de los bienes ajenos, ganados en el esfuerzo y en la honradez.
Hay quienes preguntan a los partidarios de los derechos civiles, "¿Cuándo quedarán satisfechos?" Nunca podremos quedar satisfechos mientras nuestros cuerpos, fatigados de tanto viajar, no puedan alojarse en los moteles de las carreteras y en los hoteles de las ciudades.
Para los siglos XVI y XVII, moderno era viajar y descubrir nuevos mundos, islas misteriosas, ciudades de oro, civilizaciones soñadas y perfectas; Utopías.
ace años, a fin de viajar de Charleston, en la Carolina del Sur, a Nueva York, reservé pasaje a bordo del excelente paquebote Independence, al mando del capitán Hardy.
Artículo 63.- Toda persona podrá entrar en el territorio de la República, salir de él, viajar dentro de sus límites y mudar de residencia, sin necesidad de pasaporte u otro requisito semejante, salvo lo que se disponga en las leyes sobre inmigración, salubridad y las facultades atribuidas a las autoridades en caso de responsabilidad civil o criminal.
Artículo 67.- Toda persona podrá entrar en el territorio de la República, salir de él, viajar dentro de sus límites y mudar de residencia, de conformidad con las leyes.