vericueto

vericueto

(Derivado del ant. pericueto.)
1. s. m. Sitio escarpado por el que es difícil andar.
2. Cualquier camino por el que es difícil andar.
3. s. m. pl. Aspectos más complicados de un asunto.

vericueto

 
m. Lugar o sitio áspero y quebrado, por donde se anda con dificultad.

vericueto

(beɾi'kweto)
sustantivo masculino
1. camino tortuoso y escarpado Estuvo a punto de romperse la pierna andando por aquellos vericuetos.
2. faceta complicada de un asunto los vericuetos de un trámite
Ejemplos ?
Sabiendo que la familia entera no vería con buenos ojos la perspectiva de ver convertida a Subhadra en la cuarta esposa de su primo Áryuna, Krishná facilitó la huida de la pareja y su fuga hacia Indraprastha. En un vericueto de la historia, por consejo de Krishná, es Subhadra quien conduce el carro desde Dwaraka hasta Indraprastha.
1° Lugar: Francisco Mena y Osvaldo Moreno (Asociación San Felipe) en "Van 7" y "Gamuza", con 28 puntos (8+4+11+5). 2° Lugar: Jorge Gutiérrez y Cristián Leiva (Asociación Valle Santa Cruz) en "Nenito" y "Vericueto", con 27 (3+5+12+7)+11.
3° Lugar: Criadero Palmas de Peñaflor, Alfredo Moreno y Luis Eduardo Cortés (Asociación Talca) en "Canela" y "Pinturita" con 26 (6+7+7+3). 1º Lugar: Jorge Gutiérrez y Cristián Leiva (Asociación Valle Santa Cruz) en "Nenito" y "Vericueto" con 34 puntos (7+10+7+10).
En la ocasión de la aprobación de la Ley, Ottavis afirmó estar «saneando el déficit que presentaba la Ley Antitabaco, que le daba a los empresarios del juego un vericueto para seguir haciendo negocios a costas del pueblo argentino.
Jinete y corcel, negros como la fama de una suegra, se precipitaron cuesta abajo en ese vericueto urbano que mereció del vulgo el nombre de Callejón del Brinco del Diablo.
En mis caminatas por el centro de la urbe he contemplado la agitación del tránsito que se deshace por salir con la mayor rapidez posible del vericueto citadino.
Acabado en caminatas verdes, sin huertos y sin frutos que no hallé bajo los vientos, qué se puede esperar ¡necios!, si mi desvelo, se ha vuelto inútil soledad de imbécil ruego donde hasta el llanto fatigado de su credo se ha cancelado entre los ritos de los vetos para burlarse de su mini–vericueto.
No eran felices. Algo se dilucidaba allá en el fondo que transparentaba el vericueto de sus confidencias. Estanislao se aterrorizaba ante la invisible catástrofe que representaban estos derrotados.
Con su ulular de siempre ésta se perdió entre el vericueto de calles mientras principiaba a manifestarse las primeras gotas de lluvia.
Y, pues creo ya casi haber llegado al tiempo de partir, que cerca inquieta, como aquel que el perder hace discreto, pienso en dónde dejé aquel vericueto que guía la derrota a buena meta; y de un lado me aprieta vergüenza y llanto a que me dé la vuelta; del otro no me suelta un placer por costumbre en mí tan fuerte que a hacer pacto se atreve con la muerte.
El templo ocupaba un vericueto, como una atalaya, oculto entre grandes castaños; el campanario vetusto, de tres huecos -para sendas campanas obscuras, venerables con la pátina del óxido místico de su vejez de munís o estilitas, siempre al aire libre, sujetas a su destino- se vislumbraba entre los penachos blancos del fruto venidero y los verdores de las hojas lustrosas y gárrulas, movidas por la brisa, bayaderas encantadas en incesante baile de ritmo santo, solemne.
La vieja que ser muerta se pensaba por causa que os diré ya esto contado, iba por escondido vericueto, queriendo huir así con gran secreto; mas, sospechando por arnés y veste, que fuese el otro caballero andante, no huyó esta vez, como solía, a este del modo en que a los propios de portante; mas piensa que es mejor que al vado reste y espere allí que llegue a estar delante.