Ejemplos ?
e Adán el primer pecado no vino en Vos a caer; que quiso Dios preservaros limpia como para Él. De Vos el Verbo encarnado recibió humano ser, y quiere toda pureza quien todo puro es también.
Si hay ciertos días festivos para celebrar cada uno de los misterios del Verbo Encarnado, no hay una fiesta propia para celebrar al Verbo tan sólo según su divina naturaleza; y aun la misma solemnidad de Pentecostés, ya tan antigua, no se refiere simplemente al Espíritu Santo por sí, sino que recuerda su venida o externa misión.
Y Jesús expuso: La letra simple significa por sí misma el nombre de Dios. La palabra que nace de la letra, y que toma cuerpo en ella, es el Verbo encarnado.
¿Qué fe tienes en él? El soldado respondió: Es el Verbo encarnado, enviado por Dios. Y, conducidos por una estrella, fuimos a visitarlo, y lo encontramos nacido de lá Virgen y acostado en la caverna.
Pues amana la gaznata: "Cordero que al lobo mata non más de verle nascer, ¿quien pensáis que deve ser?" Pues que tan bien lo has chapado dínos quien es esse tal. Es el Verbo encarnado, en la Virgen sin pecado, sin pecado original.
que se llamaba María, de cuyo consentimiento el misterio se hacía; en la cual la Trinidad de carne al Verbo vestía; 275. y aunque tres hacen la obra, en el uno se hacía; y quedó el Verbo encarnado en el vientre de María.
La obra corresponde a una pintura barroca que exalta a la Virgen como Reina y lleva en su mano izquierda a Jesús Niño, ante el cual todas las criaturas (los Apóstoles y otros santos representan a la Iglesia y los ángeles al Cielo) rinden tributo por ser el Verbo Encarnado.
Por ser la madre de Cristo –considerado el Verbo encarnado, Dios mismo–, María es:: la que dio el ser al creador de todo,: la que engendró al mismo que la había creado a ella,: la que existía antes que Dios...
La cristología de San Ireneo de Lyon está en íntima conexión con la antropología, Cristo, el verbo encarnado es el hombre ideal, es decir, el paradigma de Adán, el modelo del cual se hizo a Adán.
Con el uso del título de Logos, la cristología joánica afirma conscientemente la creencia en la divinidad de Jesús: que él es Dios que vino a estar entre los hombres como el Verbo Encarnado.
De acuerdo con Palomino, la pintura no ilustra un pasaje evangélico concreto sino un concepto teológico, el del Verbo encarnado con los presagios de la Pasión, tomado del Evangelio de Juan 3,16: «Porque tanto ha amado Dios al mundo, que le ha dado a su Hijo Unigénito, para que quien crea en Él no muera, sino que tenga vida eterna».
En 1889 asistió en Roma al Concilio Plenario Latinoamericano donde se le nombró promotor de oficio; en su ausencia perdió a su Madre, razón por la que no quiso regresar a Tabasco sino hasta haber recaudado fondos para la construcción del Seminario Conciliar Guadalupano anexo a un colegio; readaptó el Colegio Santa María de Guadalupe y volvió a abrir el colegio "Verbo Encarnado" y embelleció la Catedral.