Ejemplos ?
Llegados a los aposentos de Raimundo, conde de Las Cisternas, éste cuenta su historia: Terminados sus estudios en la Universidad de Salamanca, se pone a viajar para ver mundo.
En Sagua la Grande, de una sola sentada, acopia 5 000 pesos, y 6 000 en Ciego de Ávila. Pero quiere ver mundo. El puerto mexicano de Veracruz será su destino.
Al ser su padre diplomático, (el también escritor salvadoreño Hugo Lindo), desde pequeño le tocó ver mundo, primero en Chile donde la familia estuvo 6 largos años, y luego en Colombia.
Desde un punto de vista periodístico, narra la situación de un periodista con pocos recursos, y las ganas que tiene éste de ver mundo, y vivir en primera persona la novedad de la noticia.
El papel de Vespucci en ella parece haber sido sobre todo comercial, si bien él escribiría después que había participado por mera curiosidad, "para ver mundo".
El más joven le dijo al padre:/:'Es hora de que sea mi propio maestro y tener dinero;/:necesito poderme ir y ver mundo./:Divide tus bienes y dadme lo que me pertenece'./:'O hijo mio,' dijo el padre, 'como quieras, eres un/:mal chico y serás castigado'.
Como la mayoría de las religiones del mundo, el desarrollo histórico del islam ha tenido un impacto claro en la historia política, económica y militar de las áreas dentro y fuera de lo que se considera sus principales zonas geográficas de alcance (ver mundo islámico).
El joven Malacki completó sus estudios de bachillerato y prefirió ver mundo a ir a la universidad; viajó por Polonia, Rumanía, Turquía, Palestina y Egipto para completar su periplo en Francia, su anhelada tierra de la libertad, de la Revolución ilustrada, de la Comuna de París.
El más joven le dijo al padre:/:'Es hora de que sea mi propio maestro y tener dinero;/:necesito poderme ir y ver mundo./:Divide tus bienes y dadme lo que me pertenece'./:'Oh hijo mio,' dijo el padre, 'como quieras, eres un/:mal chico y serás castigado'.
Hijo de un ferroviario, Sebastiano Vittorini, y de Lucia Sgandurra, Elio Vittorini, inquieto y rebelde, se fugó de casa varias veces "para ver mundo".
Quiso el capitán del María de Jesús conservarle a su servicio, pero Roque se negó. Él quería ver tierra, ver mundo. Él había leído, siendo niño, un libro de las aventuras de Hernán Cortés y de Pizarro y sentía el estímulo que aquellos grandes capitanes...
-¿Y te dice algo interesante? -Me recuerda que he emprendido esta excursión con objeto de ver mundo y de reflexionar. -Y supongo que no habrás dejado de hacerlo.