verídico

(redireccionado de verídica)
También se encuentra en: Sinónimos.

verídico, a

(Del lat. veridicus < verus, verdadero + dicere, decir.)
1. adj. Que dice verdad. falso
2. Que es verdadero historia verídica. veraz

verídico, -ca

 
adj. Que dice o incluye verdad.

verídico, -ca

(be'ɾiðiko, -ka)
abreviación
que se ajusta a la verdad o que parece ser cierto La película está basada en una historia verídica.
Sinónimos

verídico

, verídica
adjetivo
1 verdadero, cierto, auténtico, real, positivo, efectivo.
Por ejemplo: un hecho verídico.
2 sincero*, veraz, franco, de buena fe*.
Se aplican a personas.
Traducciones

verídico

true, truthful

verídico

صحيح

verídico

истина

verídico

PRAVDA

verídico

จริง

verídico

ADJtruthful, true
Ejemplos ?
Conducían un magnífico caballo, una copa de cristal de roca con adornos de oro esmaltado, y un pájaro de tornasolados colores. Uno de los pajes dijo a la heroína de esta fiel y verídica historia: -Monta en el alazán, sigue al pájaro, y guarda la copa.
Dicen algunos que está allí como símbolo del silencio, y con igual significado aparece en otras iglesias del reino de Aragón, imponiendo recogimiento a los fieles; pero el pueblo valenciano no cree en tales explicaciones, sabe mejor que nadie el origen del espantoso animalucho, la historia verídica e interesante del famoso “dragón del Patriarca”, y todos los nacidos en Valencia la recordamos como se recuerdan los cuentos “de miedo” oídos en la niñez.
No me enfado, pues, porque los aqueos se impacienten junto a las cóncavas naves; pero sería bochornoso haber estado aquí tanto tiempo y volvernos sin conseguir nuestro propósito. Tened paciencia, amigos, y aguardad un poco más, para que sepamos si fue verídica la predicción de Calcante.
Urbano V: «Queremos, y por las presentes os mandamos, que adoptéis la doctrina del bienaventurado Tomás, como verídica y católica, y procuréis ampliarla con todas vuestras fuerzas» (31).
o siento por los que en materias de gusto no tienen más criterio que la moda, y no han de encontrar de su agrado esta verídica historia, porque en ella se trata de estudiar el estado de alma de un perro; y ya se sabe que el arte psicológico, que estuvo muy en boga hace muchos años, volvió a estarlo hace unos diez, ahora les parece pueril, arbitrario y soso a los modistos de las letras parisienses, que son los tiranos de la última novedad.
Pocas semanas después se verificaba su matrimonio con Clara. En cuanto a la madre de ésta, ya aparecerá en el curso de nuestra breve y verídica historia.
Así, cuando hayamos obtenido una certeza, dentro de las conclusiones naturales, debemos servirnos de esas conclusiones como de un medio perfectamente apto para una exposición verídica de esas Escrituras, y para la búsqueda del sentido que necesariamente se contiene en ellas, puesto que son perfectamente verdaderas y concuerdan con la verdad demostrada.
Más adelante, en una tercera parte,(52) el poeta, habiendo descrito la situación del infeliz, su soledad y abandono, le hace decir: Yo soy un hombre, un hombre ilustrado, y, no obstante, el que me respeta no prospera. Mi palabra verídica ha sido transformada en mentira.
Contra mí, el valiente, mi leal pastor ha montado en cólera, y me han considerado con enemistad; Mi pastor ha ido en busca de las fuerzas del mal contra mí, que no soy su enemigo. Mi compañero no me dice ni una palabra de verdad, Mi amigo da un mentís a mi palabra verídica.
Y es preciso que, a fuer de verídica, añada que Zenana no era tampoco lo que se llama una hermosura, ni menos poseía el hechizo malvado de las grandes cortesanas de Babilonia, que sabían con añagazas y tretas enredar un albedrío.
La casa de las penas continuó con su mala fama hasta que el propietario tuvo a bien darla gratis por cinco años a un francés, hombre de pelo en pecho, quien probablemente les metió el resuello a los duendes, porque de entonces acá no han vuelto a asustar a nadie. Pero como toda hablilla es hija de algo, he aquí la verídica historia que hemos alcanzado a saber.
En vano demándaronle los jueces declaración verídica y sucinta de la fatal historia de la quinta; por más que repitiéronle mil veces la idéntica pregunta, nunca más respondió que insensateces, y de ellas nada el tribunal barrunta; nada por él descubre ni adivina.