velozmente


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

velozmente

Traducciones
Ejemplos ?
Volvámoslo a la vida estúpida de los humanos, para volver a quemarlo como ordenó el grande…¾ Al escuchar aquello apresuré mi huida y me alejé velozmente.
Benincasa había sido ya enterado de las curiosas hormigas a que llamamos corrección. Son pequeñas, negras, brillantes y marchan velozmente en ríos más o menos anchos.
Listos, por fin, partieron. Durante una hora la canoa se deslizó más velozmente de lo que el remero hubiera querido. Remaba mal, apoyado en un solo pie, y el talón desnudo herido por el filo del soporte.
Todas comenzaron a dar de vueltas y vueltas y vueltas por aquellos lares, hasta dejarme hipnotizado por sus incesantes iresivenires. Entonces todas huyeron velozmente y aquella música se alejó.
En una palabra: cumplimos todos nuestros preparativos al pie de la letra, y a las dos de la madrugada, diez minutos después de la ceremonia, me encontré en un coche cerrado con madame Lalande, valga decir, con la señora Simpson, dirigiéndonos velozmente hacia las afueras de la ciudad.
Cuanto más velozmente crece el capital destinado a la producción, el capital productivo, y, por consiguiente, cuanto más próspera es la industria, cuanto más se enriquece la burguesía, cuanto mejor marchan los negocios, más obreros necesita el capitalista y más caro se vende el obrero.
Opinión de Avicena acerca del éxtasis El estado que antes hemos mencionado y a cuya primera intuición o gusto nos ha llevado tu pregunta, es el número de aquellos estados a que aludía el maestro Abu Ali al decir: «Después, cuando el esfuerzo constante por lograr la perfección espiritual y la doctrina ascética han llevado al hombre hasta un cierto grado, se le aparecen fugitivos y gratos destellos de la luz de la Verdad, semejantes a relámpagos, que de pronto alumbran y velozmente se extinguen.
¡Pagá tu cuenta primero, y después hablaremos! Esta injusticia para con él creó lógica y velozmente el deseo del desquite. Fue a instalarse con Cayé, cuyo espíritu conocía bien, y ambos decidieron escaparse el próximo domingo.
Y entonces, poniéndome de pie, me acerqué a Gan e intenté pasarle la mano por la cabeza; pero Gan se retiró velozmente, y encogiendo el labio superior se quedó mostrándome los dientes como una fiera que quiere morder.
Sólo el torrente rugió más fuerte como si sepultase eternamente mi pasado en medio del fragor de sus ondas turbulentas. »Me alejé velozmente de aquel horrible lugar.
–exclamó trágicamente. Se separó de los brazos de Ubaldo y huyó velozmente en la noche hacia el bosque. – Sí, todo está perdido, y mi amor y toda mi vida no son más que una larga ilusión –decía para sí mientras corría, hasta que las luces del castillo de Ubaldo desaparecieron a sus espaldas.
Que el alma, aun sin que el ojo dé consejos, sentir puede si está cercano o lejos.» En esto, escucha voz que de repente de él le parece firme y desenvuelta, y a un tiempo ve que éste velozmente pica el caballo y el bocado suelta, mientras los otros dos que le hacen frente lo siguen sin descanso a rienda suelta.