veloz

(redireccionado de veloces)
También se encuentra en: Sinónimos.

veloz

(Del lat. velox, -ocis, rápido.)
1. adj. Que se mueve o puede moverse con rapidez, muy deprisa es un caballo muy veloz. raudo
2. Que se hace a gran velocidad una galopada veloz. lento
3. Se refiere a la persona que es ágil de pensamiento o de acción.
NOTA: En plural: veloces

veloz

 
adj. Dotado de velocidad (cualidad).
Ágil y pronto en el movimiento, o en lo que se ejecuta o discurre.

veloz

(be'loθ)
abreviación
1. que tarda poco tiempo o menos del considerado normal en moverse o desarrollarse Dio una respuesta veloz a la pregunta del profesor.
2. que se mueve o actúa con prisa El guepardo es un animal muy veloz.
Sinónimos

veloz

adjetivo
1 rápido, raudo.
Raudo es forma empleada en el lenguaje literario.
2 ligero, suelto*, pronto, presto, presuroso.
Se aplican a personas (comportamientos, acciones, etc.).
Traducciones

veloz

rasch

veloz

rápido

veloz

سريع

veloz

бърз

veloz

hurtig

veloz

Nopea

veloz

빠른

veloz

snabb

veloz

ADJ [tren, coche, barco] → fast; [movimiento] → quick, swift
veloz como un relámpagoas quick as lightning
Ejemplos ?
Y quien lo creyera el Covadonga uno de los buques mas pesado es hoy uno de los mas veloces atendido el estado de las calderas de las Corbetas i Esmeralda.
A París consignó seis mil arqueros bajo la altiva enseña de Eduardo, y dos mil o más veloces caballeros que siguen como guía a Armán gallardo.
Y así exhalando en apenado acento las ideas del triste pensamiento, las reducía a voces de nadie oídas, y del suave viento perdidas en las ráfagas veloces.
-rugió Mendiola al ver cómo repentinamente todos los adversarios volvían grupas y se alejaban veloces como sombras tendidos sobre las monturas y haciendo a éstas trazar caprichosos zig zag burladores de la más certera puntería.
CAPÍTULO IX Cuando recobré el sentido, aturdido como estaba, me di cuenta que me encontraba en una tenebrosa cueva y lo que descubrí fue pavoroso: una hormiga roja que para mi tamaño era tan grande como un león, me vigilaba con sus ojos saltones y sus antenas se movían veloces como para comunicar a otras de su especie, su hallazgo.
Y mientra en brazos le alzaba, Y con afan le besaba, Y con su aliento cansado A su rostro delicado Vida y calor procuraba, (51) En turba alegre y ligera Bajaban por la ribera Los cazadores veloces, Con alaridos y voces Acorralando una fiera.
Venid, y hagamos la rueda llamada de los amores (que al aprenderla de niño, nola olvidé desde entonces). las ricas flores hollando, y el aire hendiendo veloces, el aire con los cabellos, y con las plantas las flores.
Sin duda en mágico vuelo, como celestes visiones, entre la grama y los aires os deslizasteis veloces, huyendo mi fe constante, pues vuestros pechos traidores tienen el aire por guía, y la inconstancia por norte.
Yo he visto en algunas exposiciones el modelo de la primera locomotora que corrió sobre los carriles y la última forma de las máquinas modernas, gigantescas como catedrales movibles de acero; he visto un facsímil del primer barco de vapor ideado por Fulton, en el que un grosero mecanismo movía los remos, y he visitado acorazados de muchos miles de toneladas, con sus cuádruples chimeneas que dan impulso a veloces turbinas.
Esas bellezas veladas en blanquísimos encajes que en elegantes carruajes se deslizan más allá: esos jinetes veloces que cruzando por entre ellas buscan en vano las huellas de algún ausente quizá: esa armonía que elevan con murmullos diferentes, los árboles y las fuentes y la inquieta multitud: las sombras con que su suelo entapizan por doquiera los hombres en su carrera, los olmos en su quietud.
Otras veces, era la vertiginosa carrera sobre las alas de un avestruz, al través del espacio inmensurable de la pampa, huyendo ante las hordas salvajes, que en numerosa falange perseguían al extraño jinete sobre sus veloces corceles, como una cacería fantástica.
Este valiente caudillo, cuyo esfuerzo no conoce rival en el ancho mundo, más alta empresa dispone: y ordenando que el alcance prosigan los vencedores, y que los tudescos vengan a sostenerlos veloces, junta a varios caballeros y de armas a algunos hombres, que escaramuzando andaban sin jefes y sin pendones; y poniéndose a su frente, y requiriendo el estoque, en un escuadrón lejano que el rey Francisco recoge, para tornar donde pueda dejar bien puesto su nombre, al grito de cierra España con nueva furia lanzose.