velludo

(redireccionado de velludos)
También se encuentra en: Sinónimos.

velludo, a

(Derivado del ant. velludi < cat. vellut, terciopelo.)
1. adj. Que tiene mucho vello al nacer el niño era bastante velludo . peludo, piloso
2. s. m. TEXTIL Tela de seda, algodón u otra fibra con pelo por una cara.
NOTA: También se escribe: veludo

velludo, -da

 
adj. Que tiene mucho vello.
m. Felpa o terciopelo.

velludo, -da

(be'ʎuðo, -ða)
abreviación
que tiene mucho vello brazo velludo
Sinónimos

velludo

sustantivo masculino
Traducciones

velludo

A. ADJhairy
B. SMplush, velvet
Ejemplos ?
El segundo tiene los miembros contrahechos, toscos, desaplomados, la cabeza gruesa y aplastada, el cuello corto: es negro, y sus ojos verdes y ensangrentados; no respira sino furor y vanidad; sus oídos velludos están sordos a los gritos del cochero, y con dificultad obedece a la espuela y al látigo.
Para mí, los sátiros. Yo quisiera dar vida a mis bronces, y si esto fuese posible, mi amante sería uno de esos velludos semidioses.
Los perros rondan arrebatándose el triperío de desecho, y los mercaderes con los velludos brazos desnudos y un delantal que les cubre el pecho, cogen a pedido de las compradoras el pescado por la cola, de una cuchillada le abren el vientre, con las uñas le hurgan hasta el espinazo destripándolo, y después de un golpe seco lo dividen en dos.
Era cosa de ver y no creer cómo la negra tomaba al chimpancé y le atusaba el pelo y lo apretaba contra su pecho llorando, mientras que el mono, con expresión compungida, miraba en rededor, acariciando con sus largos dedos sonrosados y velludos las húmedas mejillas de su madre adoptiva.
Cantaba sobre los hijos del Mar que llevan sus rebaños de gruta en gruta, cargando los ternerillos al hombro; cantaba acerca de los tritones, que tienen largas barbas verdes y pechos velludos, y hacen sonar sus retorcidas caracolas cuando pasa el Rey; cantaba sobre el palacio del Rey que es todo de ámbar, y su techo es de claras esmeraldas, y el pavimento está formado de resplandecientes perlas; y cantaba sobre los jardines del Mar, donde los grandes abanicos de coral se balancean todo el día, y los peces nadan alrededor como pájaros de plata, y las anémonas se cogen a las rocas y en la arena amarilla florecen con grandes corolas rojas.
Nadie; hay que vencerse y se arranca del abrazo frío, surgiendo, como una fosforescencia vaga, el borrón de su blancura luminosa, que entre las verdes hojas ribereñas, ha encendido otras dos pequeñas luces fijas; los ojos del fauno rezador. Selenis huye. El fauno la persigue y pronto los brazos velludos se abrochan sobre la cintura intacta. -¡Oh!
¿A qué me regalas y envías tus billetes si ya no soy un joven vigoroso, ni he perdido el olfato y sé percibir, con la sagacidad del perro valiente que descubre dónde se oculta el jabalí, el pólipo de tus narices y el hedor de tus velludos sobacos?
A miles parece que andaban los mamuts, como en pueblos, cuando los hielos se despeñaron sobre la tierra salvaje, hace miles de años; y como en pueblos andan ahora, defendiéndose de los tigres y de los cazadores por los bosques de Asia y de África; pero ya no son velludos, como los de Siberia, sino que apenas tienen pelos por los rincones de su piel blanda y arrugada, que da miedo de veras, por la mucha fealdad, cuando lo cierto es que con el elefante sucede como con las gentes del mundo, que porque tienen hermosura de cara y de cuerpo las cree uno de alma hermosa, sin ver que eso es como los jarrones finos, que no tienen nada dentro, y una vez pueden tener olores preciosos, y otras peste, y otras polvo.
Marcha en dos pies y corre en cuatro. Los tiene velludos y camina silenciosamente. Su áspera y desgreñada melena le cae sobre los ojos brillantes, llenos de timidez y de malicia.
juga pyramidalis es una especie de planta perteneciente a la familia Lamiaceae conocida popularmente como búgula erecta tiene las mismas características y propiedades que Ajuga reptans Es una pequeña planta herbácea perenne que alcanza los 10-40 cm de altura. Tallos cuadrangulares y velludos con vástagos rastreros que cada primavera forman una nueva planta.
Se ha citado a las ilustraciones de hombres musculosos y velludos de Tagame como el catalizador que hizo que cambiara la moda entre los gais Tokio, tras su aparición en G-men en 1995, pasando de la imagen de hombres esbeltos y perfectamente afeitados que aparece en el yaoi hacia estilos más masculinos y fornidos.
El tegumento, muy fuerte y rugoso, les confiere protección contra las picaduras de avispas y abejas, cuyos nidos invaden. Los machos tienen alas y no son tan velludos como las hembras.