veladura

(redireccionado de veladuras)

veladura

1. s. f. ARTE Tinta transparente que se da para suavizar el tono de lo que se ha pintado.
2. CINE, FOTOGRAFÍA Técnica que consiste en oscurecer o colorear la película fotográfica o cinematográfica mediante iluminación artificial.

veladura

 
f. fig.Disimulo, eufemismo.

veladura

(vela'ðuɾa)
sustantivo femenino
tinta transparente que suaviza el tono de lo que se ha pintado La veladura se aplica en capas finas y uniformes.
Ejemplos ?
Los retratos de Esteve se caracterizan por su delicadeza, el trabajo del color con veladuras y la predilección por los tonos grises y plateados.
Toque final: graduación tonal mediante retoques y veladuras específicas hasta conseguir el efecto de degradado suave entre las zonas de sombra y las de luz.
Tras la lectura de la obra de Anton Ehrenzweig El orden oculto del arte en 1973 pasa a experimentar técnicas de raspado, texturas y veladuras.
De floración temprana, sus grandes flores blanquecinas poseen veladuras de color rosado más intenso hacia la base, aparecen antes que las hojas por lo que corren el riesgo de helarse en climas fríos.
Sin embargo existe la acuarela hiper realista que va en contra de este postulado y que utiliza barnices para no remover las primeras capas y dar sucesivas veladuras con lo que se consigue un claroscuro muy detallado pero carente de la translucidez de la acuarela clásica.
De la misma mano que el óleo del Louvre son sendos bodegones de frutas del Museo Nacional del Prado y el Bodegón con pájaro muerto del Museo de Córdoba (depósito del Prado), procedentes los tres de las colecciones reales, en todos los cuales muestra el mismo tratamiento preciosista de las uvas, logrado a base de veladuras, y la entonación rojiza clara.
También se puede agregar un poco de barniz «dammar» que reemplaza la parte de aceite de linaza, con este procedimiento se logra mayor firmeza o agarre y un secado más rápido, sin embargo el acabado es más impermeable a las nuevas veladuras.
Utilizaban tintas fluidas y transparentes, aplicadas por medio de veladuras para obtener las luces, para sombrear delicadamente, o para matizar el color del fondo.
Sus primeras obras emparentan con la producción de Van der Hamen, un tanto arcaicas para esas fechas, con la rigurosa simetría de sus composiciones, la iluminación tenebrista y la insistencia en remarcar la calidad de los objetos subrayando sus contornos y aplicando veladuras.
A pesar del evidente tratamiento pictórico plano, características de esta escuela artística a la cual corresponde, el Maestro de Calamarca (que podría ser, según los expertos, José López de los Ríos), logra un equilibrio total por las suaves veladuras de las carnaciones.
En el contorneado de la figura y en los brillos del vestido, logrados a base de veladuras sobre la primera capa de negro, Velázquez utiliza una técnica semejante a la empleada en los retratos de fecha próxima de Don Diego del Corral y Arellano y su esposa Doña Antonia de Ipeñarrieta y Galdós y su hijo don Luis, pero en este caso, como apunta Jonathan Brown, acentúa la neutralización del espacio, dejándolo vacío, a fin de resaltar con más fuerza la figura del retratado.
Contribuyó de forma decisiva a revolucionar la pintura de su tiempo, perfeccionando el uso del óleo con importantes consecuencias sobre el resultado final, con un colorido de gran brillantez y obteniendo extraordinarios efectos con las veladuras.