vecino

(redireccionado de vecinos)
También se encuentra en: Sinónimos.

vecino, a

(Del lat. vicinus.)
1. adj./ s. Que vive en la misma calle o en el mismo edificio que otra u otras personas se lleva muy bien con los vecinos del primero.
2. Que vive en una población y contribuye a sus cargas o impuestos el político es vecino de este pueblo. habitante
3. adj. Se aplica al lugar u objeto que está próximo o cercano a otro. contiguo
4. Que es parecido o coincidente nuestras opiniones son vecinas. semejante

vecino, -na

 
adj.-s. Díc. de la persona que habita con otros en un mismo edificio, calle, pueblo o ciudad.
Díc. de la persona que ha adquirido derecho de vecindad en un pueblo.
adj. fig.Cercano, próximo, inmediato.

vecino, -na

(be'θino, -na)
abreviación
1. persona que vive en un barrio o municipio Ella es vecina del barrio.
2. persona que vive en el mismo edificio que otra pero en diferente vivienda María es vecina del quinto A.
3. que se encuentra próximo en el espacio y el tiempo Un nuevo camino favorece la comunicación entre vecinas provincias rurales.
4. que es parecido o próximo a otra cosa una opinión vecina

vecino, -na


sustantivo masculino-femenino
1. persona que vive en un barrio o municipio una asamblea de vecinos
2. persona que vive en el mismo edificio que otra pero en diferente vivienda La vecina del piso de arriba hace mucho ruido.
Sinónimos

vecino

, vecina
adjetivo
1 próximo, cercano, inmediato*, contiguo.
Se aplican, generalmente, a lugares: país vecino.
adjetivo y sustantivo
sustantivo plural
Traducciones

vecino

جار, جَارٌ

vecino

sosed

vecino

Nachbar

vecino

soused

vecino

nabo

vecino

naapuri

vecino

voisin

vecino

susjed

vecino

近所の人

vecino

이웃

vecino

buurman

vecino

nabo

vecino

sąsiad

vecino

vizinho

vecino

granne

vecino

เพื่อนบ้าน

vecino

komşu

vecino

hàng xóm

vecino

邻居

vecino

鄰居

vecino

השכן

vecino

/a
A. ADJ
1. (= cercano) → neighbouring, neighboring (EEUU)
se fue a vivir a un pueblo vecinohe went to live in a neighbouring o nearby village
2. (= contiguo) vive en el edificio vecinohe lives in the house next door
el garaje vecino al míothe garage next to mine
las dos fincas son vecinasthe two properties adjoin
3. (frm) (= parecido) → similar
suertes vecinassimilar fates
B. SM/F
1. [de edificio, calle] → neighbour, neighbor (EEUU)
somos vecinoswe are neighbours
el vecino de al ladothe next-door neighbour
vecino/a de rellanonext-door neighbour (in a block of flats)
2. (= habitante) [de un pueblo] → inhabitant; [de un barrio] → resident
un pueblo de 800 vecinosa village of 800 inhabitants
un vecino de la calle Correderaa resident of o a person who lives in Corredera street
asociación de vecinosresidents' association

vecino-a

m., f. neighbor.

vecino -na

mf neighbor
Ejemplos ?
Al ruido y voces y que todos dimos, acuden los huéspedes y vecinos y métense en medio, y ellos muy enojados procurándose desembarazar de los que en medio estaban, para se matar.
Acordaron los vecinos no ser el ratón el que este daño hacía, porque no fuera menos de haber caído alguna vez. Díjole un vecino: “En vuestra casa yo me acuerdo que solía andar una culebra, y esta debe ser sin dubda.
A cabo de tres días yo torné en mi sentido y vine echado en mis pajas, la cabeza toda emplastada y llena de aceites y ungüentos y, espantado, dije: “¿Que es esto?” Respondióme el cruel sacerdote: “A fe, que los ratones y culebras que me destruían ya los he cazado.” Y miré por mí, y víme tan maltratado que luego sospeché mi mal. A esta hora entró una vieja que ensalmaba, y los vecinos, y comiénzanme a quitar trapos de la cabeza y curar el garrotazo.
Santa Rosa cuatro caballerías y tres cuartos de otra, habían procedido su citación a los señores vecinos y nombramiento de ministros y ejecutado las demás diligencias regulares en el citado, Juez Comisionado a ellos, don Juan Jerónimo Duardo de mi consejo y Oydor mas antiguo de mi audiencia real y Chancillería que reside en la ciudad de Santiago de Guatemala.
Nosotros los pueblos de las Naciones Unidas resueltos a preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra que dos veces durante nuestra vida ha infligido a la Humanidad sufrimientos indecibles, a reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana, en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones grandes y pequeñas, a crear condiciones bajo las cuales puedan mantenerse la justicia y el respeto a las obligaciones emanadas de los tratados y de otras fuentes del derecho internacional, a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad, y con tales finalidades a practicar la tolerancia y a convivir en paz como buenos vecinos...
Pocos meses antes deste día, como en la colonia Capuana (por la ley Julia) los vecinos cavasen los sepulcros antiguos para hacer heredades, y esto lo hiciesen con mayor afecto, persuadidos que hallarían tesoros, por algunos vasos que testificaban grande vejez, que envueltos en la tierra sacaban, hallaron una tabla de metal en el sepulcro en que se entendía estaba enterrado Capis, fundador de la Capua.
abía una vez un hombre, que no era muy rico, que se casó con una bella mujer. Una noche de invierno, sentados junto al fuego, comentaban la felicidad de sus vecinos que eran más ricos que ellos.
En cada burbuja veía una imagen de lo por venir, brillante, fúlgida. -¡Ahora se ve el cometa! -gritaron los vecinos-. ¡Salgan a verlo, no se queden ahí dentro!
Por eso, los vecinos de la tienda de enfrente no observaron que la de Antón llevaba dos días cerrada, y que tampoco él se dejaba ver.
Sintió revivir los pensamientos y la fe de su infancia, sus ojos brillaron, y su mano se posó sobre las teclas; el piano emitió un sonido como si saltara una cuerda. -¡Vengan a ver el cometa! -gritaban los vecinos-. El cielo está clarísimo.
Como hallase el pan ratonado y el queso comido y no cayese el ratón que lo comía, dábase al diablo, preguntaba a los vecinos qué podría ser comer el queso y sacarlo de la ratonera, y no caer ni quedar dentro el ratón, y hallar caída la trampilla del gato.
La señora Catalina entraba y salía procurando huir del tremendo espectáculo; la Florina y Antonia la Salpullío gimoteaban secándose los ojos con el pico del delantal; en el umbral de la habitación, algunos vecinos piadosos fumaban en la antesala esperando el fatal momento y entreteniendo la lúgubre espera poniendo orden en la marcha del Gobierno y dando solución a los más grandes conflictos internacionales.