vanidoso

(redireccionado de vanidosa)
También se encuentra en: Sinónimos.

vanidoso, a

adj. Que se comporta con vanidad.

vanidoso, -sa

 
adj.-s. Que tiene vanidad y la da a conocer.

vanidoso, -sa

(bani'ðoso, -sa)
abreviación
1. persona que muestra un excesivo orgullo propio y afán de ser admirada una mujer vanidosa y frívola
2. característica que es propia este tipo de personas Tenía el vanidoso deseo de generar envidia.

vanidoso, -sa


sustantivo masculino-femenino
persona que muestra un excesivo orgullo propio y afán de ser admirada El vanidoso de mi hermano no para de mirarse al espejo.
Sinónimos

vanidoso

, vanidosa
Traducciones

vanidoso

vain, smug

vanidoso

باَطِل

vanidoso

marný

vanidoso

frugtesløs

vanidoso

eitel

vanidoso

turhamainen

vanidoso

uzaludan

vanidoso

うぬぼれの強い

vanidoso

허영심이 강한

vanidoso

vergeefs

vanidoso

forfengelig

vanidoso

próżny

vanidoso

vaidoso

vanidoso

fåfäng

vanidoso

ไร้ประโยชน์

vanidoso

vô hiệu

vanidoso

徒然的

vanidoso

לשווא

vanidoso

ADJvain, conceited
Ejemplos ?
Entonces, la sorda hostilidad de la madre de Magdalena, aquella vieja avarienta y vanidosa a la vez, se hizo de día en día más desembozada y tenaz.
¡Oh, si vinieras!, pero tus ojos titilan. El fauno endereza sus orejas atentas; tras un silencio responde con malicia: -Selenis, vanidosa Selenis.
Y hela ahí, vanidosa y gentíl, a esa aristocrática santiaguesa que se dirige a un baile de fantasía de manera que el gran Watteau le dedicaría sus pinceles.
La brisa vespertina arrulla los cipreses de un cementerio, pobre pero solemne; no contiene marmóreos sepulcros, estatuas pomposas, ni ruidosos epitafios que traigan a los vivos la vanidosa idea de los que fueron; no se desfigura allí la gravedad de la muerte con el ridículo aparato de necedad mundanal; pero en cambio se presenta tal como es, lúgubre, terrible, silenciosa.
Vimos al abogado dirijir l'hacienda pública, al médico emprender obras de injeniatura, al teólogo fantasear sobre política interior, al marino decretar en administración de justicia, al comerciante mandar cuerpos d=ejército...Cuánto no vimos en esa fermentación tumultuosa de todas las mediocridades, en esas vertijinosas apariciones i desapariciones de figuras sin consistencia de hombre, en ese continuo cambio de papeles, en esa Babel, en fin, donde la ignorancia vanidosa i vocinglera se sobrepuso siempre al saber humilde i silencioso!
Los vecinos, para impedir que las tablas se resecasen y desprendieran de su armazón, hacían poner las tinas en la acequia durante un par de horas. Pues el señor Ijurra tenía la vanidosa extravagancia de hacer remojar en la acequia una tina de plata maciza.
-Humanismo decadentista de los ismos: La individualidad vanidosa y egotista naufraga en despedazamiento de búsquedas y objetivos; se pierde la visión de la totalidad humana.
Una profunda inquietud enseñoreábase de su corazón, y un vago remordimiento de su conciencia; la tardanza de Joseíto habíale robado las escasas horas de reposo que la tos le concedía, al recordar el despecho de su hombre por no poder tenerla como a la flor en el tallo, y el juramento que le hiciera recientemente de satisfacer en breve plazo el capricho suyo que ella había cometido la torpeza de revelarle un día en que un ala del corazón hubiera dado por haber podido eclipsar con su lujo el de su vanidosa rival.
Al fin volvía a hallarla... con otro hombre; ¡con otro que la retenía contra su brazo, que sobre su pecho la apoyaba, en muestra de vanidosa posesión!
La mujer aprobó el plan y se lo dijeron a la niña, que era por su carácter muy a propósito para hacer la sustitución. Clara era vanidosa y no pudo menos de divulgar el secreto del posadero para que se supiera que ella iba a ser princesa.
Aunque no era ocasión de risas ni de burlas, porque los inquisidores estaban muy afligidos, todavía se rieron y se burlaron algo de la vanidosa y ridícula pretensión del lego.
-¿Y si tú te esforzaras, y pudieras enseñar francés como te lo enseñé yo a ti, traduciendo de libros naturales y agradables?-Si yo estuviera donde tú no me pudieras ver, o donde ya fuera imposible la vuelta, sería orgullo grande el mío, y alegría grande, si te viera desde allí, sentada, con tu cabecita de luz, entre las niñas que irían así saliendo de tu alma, -sentada, libre del mundo, en el trabajo independiente. -Ensáyense en verano: empiecen en invierno. Pasa, callada, por entre la gente vanidosa. Tu alma es tu seda.