valle de Alcudia

Alcudia, valle de

 
Comarca española de Ciudad Real, en la parte O de la provincia, al pie de la sierra de Almadén. Agricultura.
Ejemplos ?
a Venta de la Inés, o del Alcalde, es una venta ubicada en el término municipal de Almodóvar del Campo, en el extremo suroeste de la provincia de Ciudad Real (España), dentro del espacio natural del Valle de Alcudia, en la zona centro meridional del mismo, al pie de la vertiente norte de la Sierra de la Umbría de Alcudia, y en el paraje conocido como la Cotofía.
En el siglo XVIII la Vereda Mayor del Valle de Alcudia (Cañada Real Soriana Oriental) llegó a tener una anchura que oscilaba entre los 300 y 800 m en su entrada al valle.
Por ejemplo, los pastores de Cuenca tomando la Soriana podían ir al Valle de Alcudia pero también los sorianos podían proseguir más al sur y unirse a las galianas más meridionales conquenses por medio de otro ramal que partía de las casa de los Romanos, y por Quero, iba, norte-sur a Manzanares.
En la estación de Veredas desembarcan hoy los rebaños que van a la Bienvenida. La Cañada entra en su tierra de promisión: El Valle de Alcudia.
Villamayor de Calatrava Venta de la Inés Gastronomía de la provincia de Ciudad Real Santuario de la Santa de Almodóvar Valle de Alcudia, próximo parque natural (desde diciembre de 2009)
Un viaje figurado nos lleva por la Cañada Real Soriana Oriental hasta el valle de Alcudia (Ciudad Real), mostrando las costumbres, los útiles y los parajes a lo largo de 700 kilómetros.
Se autoriza la celebración de dos ferias que contribuyeron al auge económico que tiene la localidad en la Edad Media, logrando gran importancia con la Mesta, que llevaba a pastar sus rebaños a las dehesas del valle de Alcudia y de la Vega.
Malagón es un municipio localizado en la zona norte del Campo de Calatrava histórico y dividido entre dos subzonas geográficas regionales, la que conserva el nombre de este Campo y la intermedia entre los Montes de Toledo y el Valle de Alcudia; en la cuenca del Guadiana, lo atraviesan los afluentes de su margen derecha, el Becea y Bañuelos.
No sólo la época de invernadero (unos seis meses al año) propició un contacto continuo con estos pastores y ganaderos serranos, que representaban la casi totalidad de la población del valle de Alcudia, sino que los matrimonios entre éstos y las mujeres de Alamillo han sido y siguen siendo frecuentes.
Por otra parte, su gran patrimonio natural de fauna y flora,como el Valle de Alcudia, invita a realizar cualquier actividad al aire libre como el senderismo o la bici de montaña por su extensa red de caminos públicos y vías pecuarias, o para observar las numerosas especies de aves y mamíferos que hay en la zona.
Alrededor de 1.227, reinando Fernando III, el Valle de Alcudia, que pertenecía a la Orden Militar de Calatrava, se convertiría en la Gran Dehesa Real invernadera de los ganados trashumantes castellanos, y en la suministradora de madera para entibar las minas de azogue de Almadén.
Así, junto a la Orden de Calatrava, la Mesta (institución que vigilaba las prerrogativas de los ganaderos y el uso de las cañadas) fue la gran protagonista de la historia del valle de Alcudia, en el que la transhumancia "serrana" (esto es, de tierras del centro y norte castellanos), dejó su impronta (costumbres, lengua, etc.).