vaguedad

(redireccionado de vaguedades)
También se encuentra en: Sinónimos.

vaguedad

1. s. f. Cualidad de vago, vacío o desocupado.
2. Expresión o razonamiento poco preciso o poco claro un estudio lleno de vaguedades. imprecisión, indeterminación
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

vaguedad

 
f. Calidad de vago.
Expresión o frase vaga.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

vaguedad

(baγe'ðad)
sustantivo femenino
1. falta de precisión o exactitud una teoría escrita con mucha vaguedad
2. razonamiento o modo de expresión ambiguo Esas vaguedades del alumno merecían el aplazo.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

vaguedad

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.

vaguedad:

ambigüedadimprecisión,
Traducciones

vaguedad

Vagheit

vaguedad

vaagheid

vaguedad

imprecisão

vaguedad

غموض

vaguedad

模糊

vaguedad

模糊

vaguedad

애매

vaguedad

vaghet

vaguedad

SF
1. (= ambigüedad) → vagueness
2. (= una vaguedad) → vague remark
hablar sin vaguedadesto get straight to the point
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
El Presidente del Perú indicó que en el texto había algunas vaguedades que resultaban necesarias, pero que dejaban a salvo la posición argentina.
Entre los escépticos se critica que Germain utiliza los trucos habituales de los médium tales como la lectura en frío, informarse de la vida de sus contactados en los momentos previos al show a través de su equipo y ganchos infiltrados entre el público (lectura en caliente) o decir vaguedades que sirven para cualquiera.
Envueltos en la niebla, arrebujados y borrosos, mostrábanse riscos y praderas; la casa de la finca semejaba un esbozo de paisaje a dos tintas; a trechos se percibían los vallados y chambas de la huerta, las aristas del techo, el alto andamio del gallinero; sólo alcanzaban a destacarse con alguna precisión los cuernos del ganado, rígidos y oscuros, rompiendo esas vaguedades, cual la noción del diablo la bruma de una mente infantil.
Los tonos del crepúsculo pintaban los celajes de incopiables irisaciones, de opalinas transparencias; tras las enhiestas cumbres habíase hundido el sol dejando a su paso los últimos vaporosos pliegues de oro de su esplendorosa clámide; el valle adormecíase al conjuro de las primeras vaguedades precursoras de la noche; empezaban a esfumarse los contornos de los caseríos y de la arboleda; de vez en cuando turbaba el silencio la voz de alguno de los campesinos, que hablaba a distancia, o el rumoroso tintineo de las esquilas del ganado conducido a los apriscos por los pastores; algo dulce y sedante iba adueñándose del panorama, y allá en lo más hondo de etéreos abismos iban apareciendo los luceros y las estrellas, que parecían parpadear rutilantes y misteriosos.
Aquí empezaban las vaguedades y hasta las contradicciones de una historia que nadie sabía bien, porque nunca se cuidó nadie de averiguarla con puntualidad.
El país quiere algo más que todas las vaguedades del señor Fabela, patrocinadas por el silencio del señor Carranza, quiere romper de una vez con la época feudal; que es ya un anacronismo; quiere destruir de un tajo las relaciones de señor a siervo y de capataz a esclavo, que son las únicas que imperan en materia de cultivos, desde Tamaulipas hasta Chiapas y de Sonora a Yucatán.
He aquí por qué, en lo económico y en lo político, se ha roto la armonía del individuo con la colectividad de que forma parte, se ha roto la armonía del hombre con su contorno, con su patria, para dar al contorno una expresión que ni se estreche hasta el asiento físico ni se pierda en vaguedades inaprehensibles.
Carlos -a quien nadie volvió a molestar, ni se hubiera consentido que le molestara- se encaminó, con su amigo el pintor, al caserón de los Peñalbas, donde los curiosos, fingiendo amables solicitudes, le asediaron a indiscretas preguntas, rehuidas con discretas vaguedades.
III En las profundas vaguedades de su cuerpo renacieron las presencias de otras épocas cuando apenas un imberbe calendario deshojaba campanarios a destiempo y al somnámbulo galope de su ascenso, como pasos de un amante que retorna se asomó la incompleta arquitectura que no pudo terminar la imagen leve de su paisaje urbano.
Pues con estas vaguedades de una organización corporativa del Estado y del Estado fuerte y de armonizar el capital y el trabajo, se creen los representantes de partidos de derecha que han resuelto la cuestión social y han adoptado la posición política más moderna y justa.
Y aquí, y en tanto acuso a los hackers y usuarios de BBS de no irradiar sino vaguedades intelectuales, me veo obligado a descender de las nubes barrocas de la Teoría y la Crítica y explicar con precisión lo que quiero decir cuando hablo de ";bienes reales";.
Llenos están los libros de explicaciones del hecho de la patria y su fundamentación, explicaciones de todos colores, desde vaguedades místicas y formulismos doctrinarios hasta la tan denigrada doctrina del pacto.