vándalo


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con vándalo: burgundios

vándalo, a

1. adj./ s. HISTORIA De un pueblo bárbaro, de origen germánico oriental, procedente de Escandinavia.
2. s. HISTORIA Individuo de este pueblo.
3. adj./ s. Que comete acciones propias de gente salvaje y bárbara. gamberro

vándalo, -la

 
adj.-s. etnog. Díc. del individuo perteneciente a un pueblo de la ant. Germania. Los vándalos procedían de las costas bálticas. Penetraron con suevos y alanos en la Galia (406) y después en España (409). En 429 invadieron el N de África dirigidos por Genserico y constituyeron un reino.
m. fig.El que comete acciones vandálicas.
Sinónimos

vándalo

, vándala
Traducciones

vándalo

vandal

vándalo

vandalo, teppista

vándalo

vandal

vándalo

vandal

vándalo

Vandale

vándalo

vandaali

vándalo

vandale

vándalo

vandal

vándalo

破壊者

vándalo

공공시설 파괴자

vándalo

vandaal

vándalo

vandal

vándalo

wandal

vándalo

vândalo

vándalo

вандал

vándalo

vandal

vándalo

ผู้ทำลายทรัพย์สิน

vándalo

vandal

vándalo

kẻ cố ý phá hoại

vándalo

/a
A. ADJloutish
B. SM/F
1. (= salvaje) → vandal
2. (Hist) → Vandal
Ejemplos ?
Más tarde, el rey vándalo Trasamundo lo llamó a Cartago para participar en unas discusiones teológicas, pero su celo y su sabiduría alarmaron a los arrianos, que obtuvieron sin dificultad una nueva deportación a Cerdeña.
Sus mentas, su trágica reputación tantas veces encarecida, parece no admitir otra fisonomía ni otra encarnadura que la consagrada en las mentes por las vulgarizaciones del lombrosianismo, y tal es nuestra certidumbre de que se ha acendrado este juicio en el público, que tememos, al concluir el retrato del gran vándalo riograndense, se nos grite: ¡Mentira!
Cerré la ventana riendo de buena gana. «¡Un vándalo más castigado por Venus! ¡Si se rompiesen así la cabeza todos los que destruyen nuestros viejos monumentos!» Y me dormí con tan caritativo deseo.
Cuando los conquistadores estuvieron mezclados con los vencidos, no cree el Ayuntamiento que se hubiesen degradado, porque nadie ha dicho que el fenicio, el cartaginés, el romano, el godo, vándalo, suevo, alano, y el habitador de la Mauritania, que sucesivamente han poblado las Españas, y que se han mezclado con los indígenas o naturales del país, han quitado a sus descendientes el derecho de representar con igualdad en la nación.
Como Ajax inmortal, retó a la tierra, y ansioso de combates fué a renovar en África prodigios y hazañas de Escipiones; pero también se derrumbó impotente, no del potro del vándalo a las plantas ni del cruel vencedor al ceño airado, sino cuando cayó sobre su espíritu la sombra enervadora del Papado!
nclinen a tu nombre, ô luz d' España, ardiente rayo del divino Marte, Camilo, y el belígero Africano, y el vencedor de Francia y d' Alemaña, la frente, armada de valor y d' arte; pues tú, con grave seso y fuerte mano por el pueblo Cristiano contra el ímpetu bárbaro sañudo pusiste osado el generoso pecho, cayó el furor ante tus pies desnudo, y el impio orgullo Vándalo deshecho, con la fulmínea espada traspasado, rindió l' acerba vida al fiero hado.
He ahí el pasado del hombre que el 28 de diciembre asaltó como un bandido el poder constitucional, el vándalo, que cañoneó una ciudad pacífica, entregada al sueño; y pisoteando el libro sagrado de la Ley, se invistió del mando supremo por su propia autoridad, pasando sin transición de los bancos de la taberna al dosel presidencial.
Genserico (del vándalo Gaisarīks, que significa «príncipe de la jabalina»; c. 389-25 de enero de 477) fue rey de los vándalos y los alanos entre 428 y 477.
Una vez consolidado el mismo, iniciaron una serie de campañas militares en las que conquistaron las Baleares, Córcega, Cerdeña y Sicilia, lo que les permitió dominar el mercado del Mediterráneo occidental. Genserico, el fundador del Reino vándalo, puso las bases del apogeo del mismo, pero también las de su futura decadencia.
En el año 429 las Islas Baleares fueron saqueadas junto a Cartagena, Sevilla y el resto de Hispania, según cuenta el historiador Hidacio. Después de ello cruzaron el estrecho fundando el Reino Vándalo, incorporando las islas en el año 455.
El cenit de su reinado y del poderío vándalo en África y el Mediterráneo lo constituyó la paz perpetua conseguida con Constantinopla en el verano del 474, en virtud de la cual se reconocían su soberanía sobre las provincias norteafricanas, las Baleares, Sicilia, Córcega y Cerdeña.
En 435 Genserico llegó a un acuerdo con el Imperio romano, por el que el reino vándalo pasa a ser foederati de Roma con la concesión de Numidia.