Ejemplos ?
Tomó, para recoger aquellas lágrimas tan preciosas, el cubo, el cazo, la artesa del pan, las escudillas de madera, el bote de sal, y todos los utensilios que podía acarrear: muy pronto estuvieron llenos de perlas y de diamantes maravillosos.
Tales son, por ejemplo: Las losas de un pavimento; Los tubos de las cañerías; Los utensilios de labranza o minería, y los animales actualmente destinados al cultivo o beneficio de una finca, con tal que hayan sido puestos en ella por el dueño de la finca; Los abonos existentes en ella, y destinados por el dueño de la finca a mejorarla; Las prensas, calderas, cubas, alambiques, toneles y máquinas que forman parte de un establecimiento industrial adherente al suelo, y que pertenecen al dueño de éste; Los animales que se guardan en conejeras, pajareras, estanques, colmenas, y cualesquiera otros vivares, con tal que éstos adhieran al suelo, o sean parte del suelo mismo, o de un edificio.
Entonces él, por pereza, fue a coger la llave del la leonera, que estaba colgada en mi laboratorio. El boticario llamaba así a una especie de gabinete, en el desván, lleno de utensilios y mercancías de su profesión.
En aquel tiempo, en que no llegaba por acá la porcelana hechiza, era éste lucrativo oficio; pues así la vajilla de uso diario como los utensilios de cocina eran de barro cocido y calcinado en el país, salvos tal cual jarrón de Guadalajara y las escudillas de plata, que ciertamente figuraban sólo en la mesa de gente acomodada.
El padre Mendoza era lo que se entiende por un fraile rumboso; así es que, para el presunto obispo de Caracas y sus dos familiares, alistó las mejores celdas del convento, engalanolas con cortinas de seda, aguamanil y otros utensilios de plata, sillones de cuero de Córdoba con tachuelas de esmalte, mesas de aromática madera, de la montaña y cama de nogal con mullidos colchones de plumas.
Se le oía gritar «¡socorro!» en las ocasiones más molestas; por ejemplo, cuando teníamos gente a comer, o algunos amigos por la noche; o bien, salía rugiendo de la cocina, y caía bajo el peso de una parte de nuestros utensilios, que su enemiga le tiraba.
Pero mi loco tiene las mismas percepciones que ellos; y no hay ninguna razón aparente por la que su alma no pueda hacer uso de todos sus utensilios que ha recibido por sus sentidos.
18 Luego pasaron al rey Ezechîas y dijéronle: Ya hemos limpiado toda la casa de Jehová, el altar del holocausto, y todos sus instrumentos, y la mesa de la proposición con todos sus utensilios.
Así se dispuso, y cuando todavía proseguían los literatos en hacerse añicos, comenzaron a bajar con ruido espantable infinitos muebles y utensilios que hicieron efectos de artillería, bombas y catapultas.
Entraron los dos y hallaron dentro de la casa una bonita sala y una alcoba donde estaba su lecho, un comedor y una cocina con su espetera de cobre y estaño muy reluciente, y todos los demás utensilios completos.
Era un muy grande artista en todas sus obras y había descubierto también las varias clases de cacao, las diferentes especies de algodón y las piedras preciosas, las turquesas genuinas, el coral, los caracoles, las múltiples variedades de plumas que las aves podían ofrecerlos. Los utensilios en que comía, él los había hecho, puesto que también era un maravilloso artífice.
Los Machalas tenían la costumbre de enterrar a sus muertos bajo montículos de tierra o Tolas, conjuntamente con sus utensilios de uso personal.