Ejemplos ?
Mas no pienses que oculto monasterio de mi amor implacable te liberta; romperé tu violento cautiverio, derribaré la usurpadora puerta.
Ahora que tanto se lleva y se trae de un lado a otro la Doctrina Monroe, considerándola por los más, tutelar de las soberanías del hemisferio, puede ser de interés y oportunidad el recuerdo de la explicación que de su actitud usurpadora, daban los británicos en los mismos días del suceso.
En la obediencia a la autoridad del Monarca se hallaba el lazo permanente más eficaz de unión de las repúblicas y cuando aquél dejó el Trono, envuelto por las maniobras y luchas de la tentativa usurpadora de Napoleón, dicho lazo se halla para todas por la igual convergencia de sentimientos tan espontáneos como naturales en la defensa común del continente, interés de todos interpretado de diversas maneras, pero con la misma intención conservadora.
En la obediencia a la autoridad del Monarca se hallaba el lazo permanente más eficaz de unión de las repúblicas y cuando aquél dejó el Trono envuelto por las maniobras y luchas de la tentativa usurpadora de Napoleón, dicho lazo se halla para todas por igual, en convergencia de sentimientos tan espontáneos como naturales en la defensa común del continente, interés de todos interpretado de diversas maneras, pero con igual intención conservadora.
L PADRE OROZ Allá por los no muy remotos años en que dominaba el Perú la usurpadora autoridad del general Santa-Cruz, existía, en el convento de franciscanos de la ciudad del Cuzco, un sacerdote, conocido con el nombre de padre Oroz y que gozaba de gran influencia en el pueblo.
PATRIMONIO HISTÓRICO La problemática relacionada con el patrimonio histórico, el que irreversiblemente pertenece, tanto jurídica como humana y socialmente a la C.N.T., sigue vigentemente conflictivo ante la continuidad usurpadora del régimen actual.
En Puno y en los Charcas las autoridades no descansaban en tomar medidas para estorbar la insurrección que amenazaba hacerse general en el país. Esta leyenda comprueba que a las puertas de Lima estaba en pie la protesta contra la usurpadora dominación.
Sin ayuda de la metrópoli, sin su anuencia o su consulta, realizó Ibero-América una implacable defensa continental, y tan así es que habría que llegar a los últimos y decadentes años del régimen de unidad monárquica y pasar a los primeros de las repúblicas condominales para que al fin la externa ansiedad usurpadora alcanzara a obtener alguna conquista efectiva.
Y el baratero: —Mi día llegará, oh falsa sociedad, oh sociedad incompleta y usurpadora, y llegará más pronto por tu culpa; porque mi cadáver será un libro, y un libro ese garrote vil, donde los míos, que ahora le miran estúpidamente sin comprenderle, aprenderán a leer.
Ante esta ansia usurpadora del adversario, mantenida por más de un siglo, el Ecuador sólo ha defendido su heredad con el espíritu de sus cédulas reales, con sus convenios y tratados, los mismos que fueron perdiendo valor y confundiéndose bajo la sombra de la política peruana: que niega, se disculpa, acepta y atropella.
4º Desvío de muchos esfuerzos de la militancia hacia el problema escisionista, quedando otras tareas sin cubrir. 5º Gasto impresionante de recursos económicos en contrarrestar la actividad usurpadora de los escindidos.
Pero de Venus, antes, el hermoso apacible lucero rompió el albor primero, y del viejo Tithón la bella esposa --amazona de luces mil vestida, contra la noche armada, hermosa si atrevida, valiente aunque llorosa--, su frente mostró hermosa de matutinas luces coronada, aunque tierno preludio, ya animoso, del Planeta fogoso, que venía las tropas reclutando de bisoñas vislumbres, --las más robustas, veteranas lumbres para la retaguardia reservando--, contra la que, tirana usurpadora del imperio del día, negro laurel de sombras mil ceñía y con nocturno cetro pavoroso las sombras gobernaba, de quien aun ella misma se espantaba.