turbulencia

(redireccionado de turbulencias)
También se encuentra en: Sinónimos.

turbulencia

1. s. f. Alteración de las cosas claras y transparentes que se oscurecen al añadirle alguna mezcla la turbulencia del agua . turbieza
2. Ruido que produce un grupo de personas o una cosa las turbulencias del tren no me dejan dormir. alboroto
3. FÍSICA Movimiento desordenado de un fluido en el cual las moléculas, en vez de seguir trayectorias paralelas, describen trayectorias sinuosas y forman torbellinos.

turbulencia

 
f. Alteración de las cosas claras y transparentes que se oscurecen con alguna mezcla que reciben.
fig.Confusión, alboroto o perturbación.
fís. En mecánica de fluidos, movimiento interno sumamente irregular que se observa en los líquidos y gases cuando fluyen rápidamente.
meteor. Agitación de la atmósfera provocada por la evaporación de masas de aire caliente.

turbulencia

(tuɾβu'lenθja)
sustantivo femenino
1. física movimiento desordenado de las moléculas de un fluido Nunca había viajado en avión y la turbulencia le provocó un ataque de pánico.
2. estado de agitación en que se encuentra este fluido Las aguas adquirieron gran turbulencia durante la tempestad.
3. alboroto que altera el orden Se vivieron momentos de gran turbulencia en la sesión.
Sinónimos
Traducciones

turbulencia

Turbulenz, Aufruhr

turbulencia

turbulence

turbulencia

turbolenza

turbulencia

nepokoje

turbulencia

turbulens

turbulencia

levottomuus

turbulencia

turbulence

turbulencia

turbulencija

turbulencia

激動

turbulencia

난기류

turbulencia

turbulentie

turbulencia

turbulens

turbulencia

turbulencja

turbulencia

turbulência

turbulencia

turbulens

turbulencia

ความปั่นป่วน

turbulencia

çalkantı

turbulencia

sự hỗn loạn

turbulencia

骚乱, 湍流

turbulencia

湍流

turbulencia

SF
1. (Meteo) → turbulence
2. [de río, aguas] → turbulence
3. (= desorden) [de época] → turbulence; [de reunión] → storminess
4. (= inquietud) → restlessness
Ejemplos ?
Cristóbal Vaca de Castro, nacido en Mayorga en 1492, hallábase en 1540 ejerciendo el cargo de oidor en la Audiencia de Valladolid, cuando llegó a España la nueva del triste fin de D. Diego de Almagro el Viejo y de las turbulencias habidas en el nuevo reino de Granada entre Benalcázar y Andagoya.
La novedad añadida modernamente, si hemos de decir la verdad, no es más que una auténtica corrupción producida por las turbulencias de la época y por la inmoderada fiebre de revoluciones.
Alonso abandonar la ciudad, y quedose oculto en ella conspirando a favor del licenciado Vaca de Castro enviado por el rey para poner coto a las turbulencias del Perú.
VII Encerrado quedará en sus castillos interiores el dolor secreto a sangre conocido y revelado, aunque a cada iluminar de su mirada brotará el recuerdo soledoso de sus turbulencias íntimas.
y a golpes mi barcaza rota ahoga los motines de mi carne, los disturbios de la mente y los naufraga. Turbulencias de las anchas aguas me envuelven soledades húmedas, mas yo subsisto y tajo en torbellinos de brazadas los tiempos acuanautas...
Cuando en 1865 las turbulencias políticas del Perú llevaron á Europa, en condición de proscrito, al gran mariscal Casti- lla, ya no existía don Leandro; pero en Pau (Francia) tuvo el placer de recibir la visita de doña Dolores, la viuda del bri- gadier carlista.
Y en cuanto al vecindario de Lima, á los hombres civiles que no medran con las turbulencias de cuartel, títulos de Castilla, clero, comerciantes acaudalados, ricos agricultores, propieta- rios urbanos, todos negaron su contingente de simpatías al entro- nizado militarismo.
En las fiestas, un tantico revolucionarias, dadas por los vecinos de Lima al conde de Vista-florida (o Vista-torcida, como era en realidad), y en las cuestiones o turbulencias entre el virrey Abascal y el mariscal de campo Villalta (a quien, de paso, consignaremos que debe su nombre la calle de Villalta), desempeñó nuestro indio el papel de jefe de club popular y orador de plazuela.
Así, a fuerza de sagacidad y moderación, pudo el de Villagarcía impedir que tomasen incremento las turbulencias de Oruro y mantener a raya al cuzqueño Juan Santos, que se había proclamado inca.
in pinceles, sin paleta, sin papel, sin lápiz, Ricardo, poeta lírico incorregible, huyendo de las agitaciones y turbulencias...
Una tempestad es más bella que una locomotora. Señálanse por sus desbordes y turbulencias las obras que arrancan derechamente de lo profundo de las almas magnas.
Es tan grande por todas partes la licencia, son tan frecuentes las sediciones y las turbulencias, que no solamente se ha negado muchas veces a los gobernantes la obediencia, sino que ni aun siquiera les ha quedado un refugio seguro de salvación.