turbador

(redireccionado de turbadores)

turbador, a

adj./ s. Que turba o altera agradeció los turbadores elogios y se fue.
Traducciones

turbador

ADJ (= inquietante) → disturbing, alarming; (= vergonzoso) → embarrassing
Ejemplos ?
Aunque Wollstonecraftt critica la sensibilidad excesiva, la retórica de Los derechos de la mujer es acalorada en ocasiones y trata de provocar al lector. Muchos de los comentarios más turbadores del libro están dirigidos a Rousseau.
En el comentario del Apocalipsis más antiguo que se conoce, escrito por Victorino de Pettau en el siglo II, éste habla de los nicolaítas como «hombres falsos y turbadores que ministrando bajo el nombre de Nicolás crearon para ellos una herejía diciendo que las viandas ofrecidas a los ídolos podían ser exorcizadas y luego comidas, y que cualquiera que cometiere fornicación podía recibir la paz al octavo día».
Joshi The Evolution of the Weird Tale La evolución del relato macabro, 2004). Pese al evidente interés que presentan sus turbadores relatos de fantasmas, de factura impecable, L.
Ante esta amenaza, y ante la visión a medias de sus pechos, donde amenaza clavarse la daga, el prior acepta que se quede. Pero al día siguiente, tras sueños turbadores, temeroso de no resistir la tentación, vuelve a pedirle que se marche.
Se trata del diario de un compañero del protagonista, el médico Poliakov, que deja a su muerte el estremecedor relato de esas páginas confesionales, que son la crónica de una destrucción, referida en términos turbadores (al parecer, Bulgákov fue morfinómano durante un tiempo).
De manera inocente, Tom accede a ser hipnotizado durante una fiesta en casa de unos vecinos. Más tarde, será asediado por voces y sueños turbadores.
Sí que se patrocina una optimista y nueva imagen del español como vehículo de concordia, internacionalismo e incluso rentabilidad, en la línea de lo que se denomina poder blando Siguiendo las tendencias de los estados liberales europeos, la práctica totalidad de la producción de la historiografía española hasta mediados del siglo XX se hizo desde una óptica nacionalista, construyéndose a partir de los segmentos, acontecimientos, datos, citas o textos que potencialmente tuvieran una coherencia nacional y que presentasen una significación por sí mismos, eliminando los elementos turbadores o incómodos para el encaje necesario en el devenir histórico de España como elemento unitario.
Rosa no era una hermosura cual él se había creído y antojado, sino una figura vulgar, pero con todo el más dulce encanto de la vulgaridad recogida y mansa; era como el pan de cada día, como el pan casero y cotidiano, y no un raro manjar de turbadores jugos.