tudelano

(redireccionado de tudelanos)

tudelano, a

1. adj. De Tudela, población de Navarra.
2. s. Persona natural de esta población navarra.

tudelano, -na

 
adj.-s. De Tudela.
Ejemplos ?
Se nombra por primera vez en 1135 y se vuelve a citar varias veces a lo largo del siglo XII, por lo que su construcción debió ocurrir poco después de la reconquista de Tudela por Alfonso I el Batallador en 1119. Sainz-Pérez, M. (1913-1914). Apuntes Tudelanos. Edición corregida por Castro Alava, J.R. (1969), Gráficas Mar, Tudela.
Finalmente, se ha encontrado un bifaz amigdaloide en el término de Las Labradas que hay que situarlo en un periodo anterior al Musteriense. Los escasos restos paleolíticos tudelanos y áreas circundantes se centran en el margen derecho del río Ebro.
Los tudelanos acudieron inmediatamente a su rey Carlos III para solicitarle ayuda económica y emprender las obras de ahondamiento del cauce, para no dejar secos los molinos sobre el río Ebro.
Se tiene constancia documental de que, durante el reinado de Teobaldo II, los tudelanos comenzaron a tener gran devoción por Santa Ana, su actual patrona, pues consta que se celebraba festividad en su honor.
Durante la dominación musulmana, los judíos tudelanos se extendieron por un extenso barrio denominado la Judería Vétula, formando la aljama más numerosa de Navarra.
Como en siglos anteriores, los tudelanos seguían luchando contra el acrecentamiento de la mejana que se estaba formando en el puente.
Contiene un grandioso retablo barroco de 1749, obra de los tudelanos José y Antonio del Río, con decoraciones de influencia churrigueresca que anuncian ya el rococó.
Rendida la capital, el duque de Alba envió procuradores a Lumbier, Sangüesa, San Juan de Pie de Puerto, Maya, Estella, Tafalla, Tudela, Roncal y Aézcoa, instándoles a la rendición. La mayoría fueron entregándose, no así los estelleses, tudelanos, los de Maya y los de San Juan de Pie de Puerto.
Aguanto el asedio durante el verano, pero el 9 de septiembre de 1512, sin posibilidad ya de ayuda exterior, los regidores tudelanos decidieron rendir la ciudad pactando una capitulación ventajosa para la ciudad.
En 1271, reinando Enrique I, el río Ebro amenazó con cambiar de curso y dejar el puente seco; los tudelanos tuvieron que pedir ayuda a su rey, ahondando el Ebro para evitar la formación de una mejana.
Como resultado, Tudela perdió la condición de baluarte defensivo, ya que, aunque se salvaron inicialmente de la destrucción total tras las medidas de Cisneros y el Emperador, su castillo y sus murallas fueron poco a poco desmanteladas por los propios tudelanos para extraer la piedra.
Se conoce que en 1125 se estaba construyendo un nuevo pórtico debajo de la puerta mayor de la iglesia de Santa María, aunque existe un debate sobre si trata de esta iglesia o, en realidad, de la de Santa María la Mayor (actual Catedral de Santa María de Tudela).Si no es así, la fundación de la iglesia debe atribuirse al Rey García Ramírez el Restaurador en el comienzo de su reinado, en 1134. Sainz-Pérez, M. (1913-1914). Apuntes Tudelanos. Edición corregida por Castro Alava, J.R. (1969), Gráficas Mar, Tudela.