trovadoresco

trovadoresco, a

adj. POESÍA De los trovadores y de su poesía lírica trovadoresca; poesía trovadoresca.
Ejemplos ?
Esta obra se titula Obres o trobes en lahors de la Verge Maria impreso en el año 1474. Jordi de Sant Jordi (13??-c. 1424) que sigue todavía el estilo trovadoresco. Ausiàs March (c.
Todos estos cancioneros muestran dos direcciones estéticas, la marcada por la influencia trovadoresco-provenzal sedimentada a través de las peregrinaciones a Santiago de Compostela y el afrancesamiento gallego desde los tiempos del obispo Gelmírez y la señalada por la lírica paralelística y de leixa-pren autóctona, más espontánea y por tanto más jugosa.
Vivió durante los reinados de Pedro I el Cruel y su mediohermano bastardo Enrique II el Fratricida en Alcalá de Henares; fue marrano o judío converso al cristianismo y sostuvo una relación amorosa con una tal Bellaguisa. Escribió en el estilo trovadoresco provenzal en una época en que este estilo fue muy popular en la Corte.
Todos estos cancioneros muestran dos direcciones estéticas: La marcada por la influencia trovadoresco-provenzal sedimentada a través de las peregrinaciones a Santiago de Compostela y el afrancesamiento gallego desde los tiempos del obispo Gelmírez.
Desde los primeros años de su fundación comenzaron a celebrarse las fiestas patronales, los días 24 de agosto, “Día de San Bartolo”, consistente en una misa dedicada al santo patrón, la realización de gran número de bautizos y en menor escala de matrimonios, finalizando con una fiesta popular, donde resaltaba lo trovadoresco, las peleas de gallos y la venta de comestibles como puerco asado con casabe, mariquitas de plátanos, maní tostado, raspaduras, cucuruchos, San Antonias, chicharrones, guarapo, tamales, turrones de coco, bollos de maíz, longanizas, bakám, aguardiente entre otras.
Con una voz personal y con un estilo trovadoresco, Osta ha cantado en diversas lenguas que se hablaban en Europa en la Edad Media difundiendo la poesía trovadoresca y cantos sefarditas.
En esta época, la literatura siguió preferentemente en manos eclesiásticas, conservando la tradición latina, aunque poco a poco fueron surgiendo obras en lengua vernácula y comenzó la producción literaria de ámbito profano, principalmente con el género trovadoresco.
Se practicó sobre todo el género del canzone, escrito en endecasílabo –del que surgirá el soneto–, mientras que en Florencia surgió el llamado Dolce Stil Novo, género poético de signo más subjetivo, que exalta el amor, pero un amor más puro, más simbólico que el trovadoresco.
Universidad de Santiago de Compostela, Campus de Lugo (ed.) 1939. Antología de poetas gallegos: el ciclo trovadoresco, la decadencia, los precursores, el renacimiento, la poesía nueva.
(2) Su génesis fue La Habana y se fue extendiendo a todo el país, en este caso, a diferencia del filin el movimiento nuevo trovadoresco, por determinadas circunstancias específicas se institucionalizó y se establecieron Casas de la Nueva Trova en muchas ciudades de CUBA.
Aunque el estilo trovadoresco alcanza su apogeo en la segunda mitad del siglo XII, tiene importantes cultivadores en el siglo XIII, como el catalán Giraud Riquier o el francés Adam de la Halle.
En la lírica española existía ya un clima “petrarquista” procedente del fondo trovadoresco que los poetas del dolce stil nuovo habían recogido en Italia.