Ejemplos ?
Se educaba allí desde tiempo inmemorial un tipo acabado de bohemio, lleno de buenas condiciones de corazón, haragán como una marmota, dormilón como el símil, con una cabeza enorme, cubierta de una melena confusa y tupida como la baja vegetación tropical; reñido con los libros, que no abría jamás, y respondiendo al nombre de "Galerón", sin duda por las dimensiones colosales del sombrero, que tenía la función obligatoria y difícil de cubrir aquella cabeza ciclópea.
No estamos condenados al subdesarrollo ni por designio divino, ni por las fuerzas de la naturaleza, ni por circunstancias históricas. El desarrollo se puede alcanzar en el frío polar de los países nórdicos o en el calor tropical de los tigres asiáticos.
Es el chico una criatura de once años, ojeroso, desvaído, casi lívido; es una víctima de esta anemia tropical que ahora persiguen.
Al caer el sol, tornaba al pozo; de aquí que Yaguaí sufrieravagamente de pulgas, y con bastante facilidad el calor tropical parael que su raza no había sido creada.El instinto combativo del fox-terrier se manifestó normalmente contralas hojas secas; subió luego a las mariposas y su sombra, y se fijópor fin en las lagartijas.
Relieve La topografía del cantón pertenece al tipo litoral tropical, con elevaciones que están entre los 400 y 1120 msnm., que dan lugar a la formación de un terreno ondulado.
Relieve: generalmente de poca altura, con el punto más alto a 405 m. (1.330 pies) Clima: Tropical marítimo. = Nacionalidad: de Antigua y Barbuda Habitantes (estimaciones de 2004): 80.039 Tasa de crecimiento demográfico anual (2004): 1,9% Grupos étnicos: Casi en su totalidad de origen africano, con algunos descendientes de británicos, portugueses y árabes de Levante.
En noviembre de 1998 la región centroamericana se vio impactada por el Huracán Mitch, que llegó a Guatemala como tormenta tropical y afectó seriamente a los sectores más vulnerables de la población.
Adónde corría aquel gentío, como las olas de un mar embravecido, bajo los torrentes de un sol tropical que extendía su calor sobre nuestros barbechos.» Después hablaba de la condición de los campesinos.
El lujo enervante, el confort refinado de esta casa con sus enormes jardines llenos de flores y poblados de estatuas, su parque centenario, su invernáculo donde crecen, como en la atmósfera envenenada de los bosques nativos, las más singulares especies de la flora tropical.
La Comisión de Acompañamiento del Cumplimiento de los Acuerdos de Paz, instancia facultada para hacer los ajustes necesarios al calendario de cumplimiento de los acuerdos, estableció, a inicios de 1999, siete prioridades para el año: los compromisos que dieran sostenibilidad al esfuerzo de reconstrucción emprendido después del huracán Mitch 1 El huracán Mitch, que azotó centroamérica en octubre de 1998, llegó a Guatemala como tormenta tropical (véase párrafos 34, 41 y 58).
Tenía la piel finísima, las muñecas frágiles como una aristócrata, la cintura de típica flexibilidad, pies largos y angostos de miss y aquel fuego africano que la maduraba lánguidamente como la miel excesiva de un fruto tropical.
Al caer el sol, tornaba al pozo; de aquí que Yaguaí sufriera vagamente de pulgas, y con bastante facilidad el calor tropical para el que su raza no había sido creada.