trivial


También se encuentra en: Sinónimos.

trivial

(Del lat. trivialis.)
1. adj. Que no tiene importancia, trascendencia o interés no te preocupes por un problema tan trivial como ese. anodino, banal, nimio básico
2. Que es elemental o sabido por todos lo que se ha dicho en la reunión es trivial, no hay ninguna novedad. conocido novedoso, nuevo
3. Del trivio o cruce de tres caminos.

trivial

 
adj. Relativo al trivio.
fig.Vulgarizado, sabido de todos.
fig.Carente de toda importancia y novedad.

trivial

(tɾi'βjal)
abreviación
1. que no tiene mucho interés o importancia hacer un comentario trivial
2. original que es común, conocido por todos o falto de originalidad Vimos una comedia trivial, pero muy entretenida.
Sinónimos

trivial

adjetivo
2 vulgar, común, sabido.
Se aplica a cosas que no ofrecen novedad.
Traducciones

trivial

trivial, banal

trivial

triviální

trivial

triviel

trivial

trivial

trivial

vähäpätöinen

trivial

trivijalan

trivial

些細な

trivial

사소한

trivial

triviaal

trivial

triviell

trivial

błahy

trivial

trivial

trivial

trivial

trivial

ไม่สำคัญ

trivial

önemsiz

trivial

ít quan trọng

trivial

平凡

trivial

טריוויאלי

trivial

ADJtrivial, trite
Ejemplos ?
¡Qué pesadilla...! ¡Pero es uno de los tantos días, trivial como todos, claro está! Luz excesiva, sombras amarillentas, calor silencioso de horno sobre la carne, que hace sudar al malacara inmóvil ante el bananal prohibido.
Puede aún alejarse con la mente, si quiere; puede si quiere abandonar un instante su cuerpo y ver desde el tejamar por él construido, el trivial paisaje de siempre: el pedregullo volcánico con gramas rígidas; el bananal y su arena roja: el alambrado empequeñecido en la pendiente, que se acoda hacia el camino.
Como resultado final quedó establecido en mi oficina que un pálido joven llamado Bartleby tenía ahí un escritorio, que copiaba al precio corriente de cuatro céntimos la hoja (cien palabras), pero que estaba exento, permanentemente, de examinar su trabajo y que ese deber era transferido a Turkey y a Nippers, sin duda en gracia de su mayor agudeza; ítem, el susodicho Bartleby no sería llamado a evacuar el más trivial encargo; y si se le pedía que lo hiciera, se entendería que preferiría no hacerlo, en otras palabras, que rehusaría de modo terminante.
Yo podía proporcionar a mi interlocutora las ropas que esperaba de mí, y podía también proseguir la aventura que llegaba hasta mí desde el fondo de la eternidad, a través de un trivial teléfono.
Por el instinto y la lectura adivinaba la existencia de lo que se llama "amor"; pero los libros que le permitían frecuentar, hablaban de este sentimiento en lenguaje trivial, risueño, análogo a aquella gastada imagen del niño ceguezuelo que hiere los corazones con flechas doradas y aprisiona con grillos de rosas.
Júzgalo por la pregunta que te acabo de hacer, y ya ves que es trivial y común, como que lo que he dicho está al alcance de cualquiera, esto es, que la crítica es la misma en cualquier arte que se considere, con tal que sea uno.
Convengamos, pues, en que el argumento es trivial, y en que tampoco hay episodios románticos, pues ni el escri- bano don Estado, con su carta noticiera, deja de ser pura prosa.
Llaman la realidad todo lo mediocre, todo lo trivial, todo lo insignificante, todo lo despreciable; un hombre práctico es el que poniendo una inteligencia escasa al servicio de pasiones mediocres, se constituye una renta vitalicia de impresiones que no valen la pena de sentirlas.
Que esto de ser doctos no era cosa tan hacedera y trivial como se habían imaginado, pues cualquiera ciencia o facultad necesita todo un hombre, toda una vida, y tal reunión de circunstancias que rara vez llegan a verificarse; y aun por eso, siendo tantos los que siguen la carrera de las letras, son tan pocos los que han llegado a poseerlas en grado sobresaliente y a merecer el aprecio público por sus escritos.
Sólo que ese palito estaría taladrado, y en su interior llevaría una carta bien arrollada. Un po­co de barro en ambos extremos completaría su trivial aspecto.
En aquellos tiempos los huevos, hojas acuáticas, las sartas de perlas, etc., tenían un significado que no conocemos hoy bastante, y no creo que fuesen puro capricho trivial el poner en nuestras catedrales los vegetales de las huertas, y efectivamente creo que poner los medios que Dios pone a nuestra disposición para sustentamos y alimentamos es un modo de graciar la presencia de estos dones.
Intacto lleva a Dios su pensamiento; No deja tras de sí recuerdo impuro, Y ni la envidia misma Puede clavar en él la torpe lengua. Blanco de ciega saña Nunca se vio, ni de traición aleve, Ni, rota el ara del amor primero, Halló trivial lo que juzgó divino...