trigal

(redireccionado de trigales)

trigal

s. m. AGRICULTURA Tierra sembrada de trigo el pueblo está rodeado de trigales.
Traducciones

trigal

SMwheat field
Ejemplos ?
Y queriendo dar sendero al caminante… verdor a los desiertos… calor a las estepas… voz a los silencios… confundieron mi arrebato de donante y dañaron mi osadía de vuelo despojándome de fuegos… de caminos… de palabras… de trigales… y de lágrimas… hasta dejarme sin nada.
Este traía, después de algunos años de ausencia, bastantes ahorros; había cuidado él también ovejas, pero en la Pampa; y contaba que allí las majadas no son de veinte o cincuenta ovejas, sino de miles de cabezas, y que se cuidan a caballo, no en el borde de los caminos y en las orillas de los trigales o de los montes, sino en llanuras inmensas, pastosas y casi desiertas.
cuando mire otra vez los corazones que laten de semillas en floresta mi ser dejará su claustro de horas detenido en un punto de los mapas y verá nuevamente los trigales que lloraron su abandono en primavera cuando su sed me derramaba mares para evitar mi sinfonía en andante.
Una noche de las noches el dolor sonreirá y allí donde haya lágrimas sonrisas brotarán... Una hora de las horas allí donde no hay luz en cantos de trigales verán surgir el sol...
Cuatro años después el almácigo había dado origen a muchos trigales en las huertas de los alrededores de Lima, estableciéndose por Pizarro un molino, y amasándose pan para el vecindario, que lo pagaba a medio real de plata la libra.
Pero Larrea sostenía que esa pasta era completamente ineficaz, a lo que alguno de los compañeros replicaba que era natural no ejerciera influencia sobre sus pelos de calabrote, habiendo sido fabricada para hacer desaparecer el ligerísimo duvet del brazo de las damas, según cantaba el prospecto. ¿Se echa acaso abajo un bosque de ñandubays con la ligera hoz que derriba los trigales?
Renace otra vez la primavera de los sueños de los sueños que siembran los trigales en mis huertos en mis huertos espigados de alegrías alegrías con la esperanza del sol...
Verdad es que su señoría ilustrísima no anduvo nunca parco en esto de entredichos, censuras y demás actos terroríficos, como lo prueba el hecho de que antes de que la Inquisición viniera a establecerse por estos trigales, el señor Loayza celebró tres autos de fe.
Por traidor le pusieron el potro y tronaron sus atrocidades. Así trotan lo bailado sobre inocentes trigales quienes usurpan la trama con ambiciones triviales.
Eneo quedóse en su país, pero mi padre, después de vagar algún tiempo, se estableció en Argos porque así lo quisieron Zeus y los demás dioses, casó con una hija de Adrasto y vivió en una casa abastada de riqueza: poseía muchos trigales, no pocas plantaciones de árboles en los alrededores de la población, y copiosos rebaños; y aventajaba a todos los aqueos en el manejo de la lanza.
Tras ellos habían pasado a manos extrañas inmensos trigales de Castilla, arrozales de Valencia, caseríos de las provincias del Norte, toda la hacienda principesca de los antiguos condes de Sagreda, a más de las herencias de varias tías solteronas y devotas y de los fuertes legados de otros parientes muertos de vejez en sus vetustos caserones.
Sí, Rosario María, porque quien siembra amor, cosecha amor y tú, sí fuiste campesina. Comenzaste a sembrar en primavera, proseguiste a pleno sol por el verano y en el otoño, contemplaste los trigales de tu obra.