triedro

(redireccionado de triedros)

triedro

(Del lat. tres, tria, tres + gr. hedra, base.)
1. adj. GEOMETRÍA Que tiene tres caras.
2. adj./ s. m. GEOMETRÍA Se aplica al ángulo o sector poliédrico que tiene tres caras.

triedro

 
adj. geom. Díc. del ángulo sólido de tres caras.
Traducciones
Ejemplos ?
En esta zona se han hallado elementos como triedros que han sido asociados, antes que a un poblamiento estable, más bien a movimientos humanos que persegirían a la fauna en sus migraciones estacionales siguiendo las corrientes de agua.
Consigue plegarla de forma continua y regular desarrolladas en prismas hexagonales, tetraedros, octaedros cubos, también triedros con el espejo de en acero inoxidable pulido, hasta formar estructuras regulares de una sola cara en el espacio interior y exterior, algunas cinéticas con motores.1973 primera escultura cinética encargada por el Arquitecto Miguel Oriol, cinética con motor en el parque de Madrid de hidroeléctrica Española.
Industria muy rica dividida en tres colecciones: Estanislao Oliver: restos de talla, como son núcleos y lascas (mayoritariamente son lascas, muy destacadas las de técnica Levallois), bolas y esferoides, cantos tallados (choppers y chopping-tools), bifaces, hendidores, triedros, discos, raederas, raspadores, etc.
Los hallazgos de Santufirme, La Bérbola y Caraviés, donde se han localizado varios útiles líticos, como bifaces, hendedores, picos triedros, raederas, etc.
Actualmente, se considera que el Chalosiense es un Achelense pleno y que la fabricación de triedros es muy común en otros lugares del mundo, por ejemplo los yacimientos inferopaleolíticos de Sidi Abderrahman en Rabat (Marruecos), o el de Abbasieh, en El Cairo (Egipto).
Otros investigadores han percibido que los triedros son abundantes en fases del achelense no precisamente antiguas de las terrazas medias del Duero: Un caso similar se da en la provincia de Zamora, donde el yacimiento llamado «Los Chanos» (Navianos de Valverde), situado en la terraza a +20 metros sobre el río Tera, se caracteriza por rasgos tecnológicos propios de «un momento antiguo, pero ya dentro del Achelense», lo que unido a su posición geomorfológica y a la abundancia de variedad de triedros ha inducido a pensar que sería la misma fase de Pinedo.
Lo único que es posible indicar, en el estado actual de los conocimientos, es que los triedros no pueden usarse como indicador cronológico y que es hay que desechar los sistemas de datación relativa basados en la tipología lítica, confiando, en lugar de ello, en otros factores como la estratigrafía, la paleofauna o, mejor aún, las dataciones absolutas.
De este modo, estos autores determinan seis tipos básicos de triedros (en función de las direcciones de percusión de la punta), dentro de los cuales distinguen 15 subtipos y 57 variantes (basándose en los soportes y planos de percusión).
Habitualmente, la presencia de triedros se toma como indicador de antigüedad y, aunque muchas veces es cierto, los triedros no son una prueba fiable, por lo que si su aparición no va acompañada de otros datos complementarios, éstos no pueden tomarse como indicador cronológico.
En España, el yacimiento achelense excavado más importante —en lo referente a la presencia de Triedros— es Pinedo, en la provincia de Toledo, excavado por Manuel Santonja y María Ángeles Querol entre 1972 y 1974.
Passemard definió en las Landas una cultura muy arcaica, contemporánea del Abbevillense, denominada Chalosiense, en la que los triedros eran una porción importante.
La hechura de los triedros suele ser sencilla (incluso somera), sin la habitual rectificación de aristas que suele acompañar a los bifaces, con los que está fuertemente emparentado; por lo que muchas veces puede llegar a ser confundido con éstos o con ciertos cantos tallados de morfología especializada, ya que, en muchos casos, la base suele ser una zona reservada (es decir, conservando una gran porción de la superficie natural de la roca): para L.