tridentino

(redireccionado de tridentinos)

tridentino, a

1. adj. De Trento, ciudad de Italia.
2. s. Persona natural de esta ciudad italiana.
3. adj. RELIGIÓN De un concilio ecuménico que se reunió en esta ciudad.

tridentino, -na

 
adj.-s. De Trento.
Relativo al concilio ecuménico que se reunió en esta ciudad. (V. Trento, Concilio de.)
Traducciones

tridentino

Tridentine

tridentino

Tridentine

tridentino

ADJTridentine, of Trent
Concilio TridentinoCouncil of Trent
misa tridentinaTridentine Mass
Ejemplos ?
Pero la mayor gloria propia de Tomás, alabanza no participada nunca por ninguno de los Doctores católicos, consiste en que los Padres tridentinos, para establecer el orden en el mismo Concilio, quisieron que juntamente con los libros de la Escritura y los decretos de los Sumos Pontífices se viese sobre el altar la Suma de Tomás de Aquino, a la cual se pidiesen consejos, razones y oráculos.
Al conocer en los Países Bajos la decisión de aplicar los acuerdos tridentinos, las mismas autoridades civiles se mostraron reacias a aplicar las penas dictadas por los inquisidores y, fruto de un gran malestar, comenzó un ambiente de revolución.
Los cruceros fueron creados, desarrollados e incluso auspiciados por los obispos post-tridentinos a través de las constituciones sinodales.
El rey quería aplicar los acuerdos tridentinos, como había exigido a Catalina de Médicis en Francia contra la nobleza hugonota francesa.
La política impulsada contra los intereses del catolicismo estuvo basada en estos principios: Declarar que el matrimonio debería de ser secular Introdujo el divorcio Expulsó a las órdenes regulares y suprimió los seminarios tridentinos Proclamo que todas la religiones eran iguales Introdujo la separación de Iglesia y Estado en Centroamérica Tanto hizo Morazán en contra de la Iglesia Católica, que la primera logia masónica de Honduras se llamó Logia «Francisco Morazán» No.
E incluye entre las poblaciones réticas a los tridentinos, feltrinos y beruenses, venonnenses y sarunetes, y añade que estos dos últimos pueblos vivían en el nacimiento del Rin.
En 1597, el anciano obispo Gómez Fernández de Córdoba y Santillán autorizó la fundación del Colegio Tridentino de Guatemala; para entonces otras instituciones similiares -llamadas seminarios tridentinos o seminarios conciliares- habían tenido muchas dificultades para establecerse: por ejemplo, el colegio tridentino de Quito había pasado a manos de la Compañía de Jesús y ya no formaba curas seculares menos de treinta años después de su fundación; el de Santa Fe, que fue fundado en 1586, pasó también a los jesuitas en 1605, y el de Lima, que seguía abierto a pesar de la oposición del cabildo y las órdenes religiosas.
Por otra parte, y tras los decretos tridentinos, el espíritu de la Contrarreforma se oponía a las grandes escenificaciones orientando, especialmente a los artistas, hacia las composiciones en las que se representara únicamente a Cristo.
Esta política fue continuada por su hijo, que en 1565 promulgó los decretos tridentinos, causa de un gran malestar, ya que impedían la libertad de culto a la que aspiraban los nobles y los calvinistas.
En cuanto a la fachada principal, adaptación de modelos post-tridentinos, está formada por tres elementos básicos, el portal, las ventanas y el óculo.
En cuanto al derecho, sólo en 1775 pondrá el de "gentes" la de París. Por lo que hace a las facultades teológicas, se piensa en suprimirlas pues ya existían los seminarios tridentinos.
Por otra parte, y tras los decretos tridentinos, el espíritu de la Contrarreforma se opuso a las grandes escenificaciones, orientando especialmente a los artistas hacia las composiciones en las que se representara únicamente a Cristo.