trepar

(redireccionado de trepaban)
También se encuentra en: Sinónimos.

trepar

(Voz onomatopéyica.)
1. v. intr. y tr. Subir a un lugar alto utilizando las extremidades el gato trepa por los árboles. engarabitar
2. v. intr. BOTÁNICA Crecer una planta adhiriéndose o agarrándose a un soporte el jazmín trepa por la pared.
3. Llegar a tener una persona una posición económica o social elevada valiéndose de cualquier medio trepó en la empresa sin importarle el resto de compañeros.

trepar

(Voz catalana.)
1. v. tr. Hacer un agujero en una cosa no puedo trepar la pared con el taladro. taladrar
2. INDUMENTARIA Y MODA Adornar una prenda poniendo una guarnición en los bordes.

trepar

 
intr.-tr. Subir [a un lugar] ayudándose de los pies y las manos.
intr. Crecer las plantas agarrándose a los árboles u otros objetos.
Guarnecer [un objeto] con trepa.

trepar

(tɾe'paɾ)
verbo intransitivo
1. subir una altura usando los pies y las manos Trepó al tejado para buscar una pelota.
2. crecer enredándose en un soporte La enredadera trepó por la pared y la cubrió totalmente.
3. subir de jerarquía en un trabajo valiéndose de cualquier medio Logró trepar hasta la gerencia a costa de sus compañeros.

trepar


Participio Pasado: trepado
Gerundio: trepando

Presente Indicativo
yo trepo
tú trepas
Ud./él/ella trepa
nosotros, -as trepamos
vosotros, -as trepáis
Uds./ellos/ellas trepan
Imperfecto
yo trepaba
tú trepabas
Ud./él/ella trepaba
nosotros, -as trepábamos
vosotros, -as trepabais
Uds./ellos/ellas trepaban
Futuro
yo treparé
tú treparás
Ud./él/ella trepará
nosotros, -as treparemos
vosotros, -as treparéis
Uds./ellos/ellas treparán
Pretérito
yo trepé
tú trepaste
Ud./él/ella trepó
nosotros, -as trepamos
vosotros, -as trepasteis
Uds./ellos/ellas treparon
Condicional
yo treparía
tú treparías
Ud./él/ella treparía
nosotros, -as treparíamos
vosotros, -as treparíais
Uds./ellos/ellas treparían
Imperfecto de Subjuntivo
yo trepara
tú treparas
Ud./él/ella trepara
nosotros, -as trepáramos
vosotros, -as treparais
Uds./ellos/ellas treparan
yo trepase
tú trepases
Ud./él/ella trepase
nosotros, -as trepásemos
vosotros, -as trepaseis
Uds./ellos/ellas trepasen
Presente de Subjuntivo
yo trepe
tú trepes
Ud./él/ella trepe
nosotros, -as trepemos
vosotros, -as trepéis
Uds./ellos/ellas trepen
Futuro de Subjuntivo
yo trepare
tú trepares
Ud./él/ella trepare
nosotros, -as trepáremos
vosotros, -as trepareis
Uds./ellos/ellas treparen
Imperativo
trepa (tú)
trepe (Ud./él/ella)
trepad (vosotros, -as)
trepen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había trepado
tú habías trepado
Ud./él/ella había trepado
nosotros, -as habíamos trepado
vosotros, -as habíais trepado
Uds./ellos/ellas habían trepado
Futuro Perfecto
yo habré trepado
tú habrás trepado
Ud./él/ella habrá trepado
nosotros, -as habremos trepado
vosotros, -as habréis trepado
Uds./ellos/ellas habrán trepado
Pretérito Perfecto
yo he trepado
tú has trepado
Ud./él/ella ha trepado
nosotros, -as hemos trepado
vosotros, -as habéis trepado
Uds./ellos/ellas han trepado
Condicional Anterior
yo habría trepado
tú habrías trepado
Ud./él/ella habría trepado
nosotros, -as habríamos trepado
vosotros, -as habríais trepado
Uds./ellos/ellas habrían trepado
Pretérito Anterior
yo hube trepado
tú hubiste trepado
Ud./él/ella hubo trepado
nosotros, -as hubimos trepado
vosotros, -as hubísteis trepado
Uds./ellos/ellas hubieron trepado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya trepado
tú hayas trepado
Ud./él/ella haya trepado
nosotros, -as hayamos trepado
vosotros, -as hayáis trepado
Uds./ellos/ellas hayan trepado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera trepado
tú hubieras trepado
Ud./él/ella hubiera trepado
nosotros, -as hubiéramos trepado
vosotros, -as hubierais trepado
Uds./ellos/ellas hubieran trepado
Presente Continuo
yo estoy trepando
tú estás trepando
Ud./él/ella está trepando
nosotros, -as estamos trepando
vosotros, -as estáis trepando
Uds./ellos/ellas están trepando
Pretérito Continuo
yo estuve trepando
tú estuviste trepando
Ud./él/ella estuvo trepando
nosotros, -as estuvimos trepando
vosotros, -as estuvisteis trepando
Uds./ellos/ellas estuvieron trepando
Imperfecto Continuo
yo estaba trepando
tú estabas trepando
Ud./él/ella estaba trepando
nosotros, -as estábamos trepando
vosotros, -as estabais trepando
Uds./ellos/ellas estaban trepando
Futuro Continuo
yo estaré trepando
tú estarás trepando
Ud./él/ella estará trepando
nosotros, -as estaremos trepando
vosotros, -as estaréis trepando
Uds./ellos/ellas estarán trepando
Condicional Continuo
yo estaría trepando
tú estarías trepando
Ud./él/ella estaría trepando
nosotros, -as estaríamos trepando
vosotros, -as estaríais trepando
Uds./ellos/ellas estarían trepando
Sinónimos

trepar

intransitivo
encaramarse*, subir, ascender.
Trepar se dice especialmente de los animales, ya que alude a la acción de subir a un lugar utilizando las cuatro extremidades; también puede un humano trepar por la pared o trepar a un árbol.
Traducciones

trepar

creep, climb, to climb, scramble, clamber, drill, trim

trepar

Klettern

trepar

klimmen

trepar

1
A. VI
1. [persona, animal] → to climb
trepar a un árbolto climb (up) a tree
2. (Bot) → to climb (por up)
B. VT trepar puestosto climb the ladder

trepar

2 VT
1. (Téc) (= taladrar) → to drill, bore
2. (Cos) → to trim
Ejemplos ?
A principios del siglo XVIII el pie de la colina de la Alcazaba estaba ocupado por un abigarrado conjunto de casas que trepaban por el cerro.
Una cuenta que, durante la Guerra de Arauco, las mujeres de los guerreros trepaban a los árboles más altos para divisar a los supervivientes de las batallas.
Ni saben de los hombres que lucharon allí, ni de las mujeres que vertieron agua hirviendo sobre los enemigos que, vestidos de blanco para confundirse con la nieve, trepaban por el lado exterior del muro.
Y había muchas más a derecha e izquierda: el campo abierto que lo rodeaba hormigueaba de aquellos seres, y todos avanzaban hacia el arroyo. Eran hombres. Trepaban con las manos y las rodillas.
Sus terrores crepusculares avanzaron en forma de monstruos que se arrastraban hasta la cama y trepaban dificultosamente por la colcha.
Apresuréme para ganar la otra orilla, y cuando ya mi caballo se erguía asentando los cascos en la arena, sentí en el brazo izquierdo el golpe de una bala y correr la sangre caliente por la mano adormecida. Mis jinetes, doblados sobre el arzón, ya trepaban al galope por una cuesta entre húmedos jarales.
Pero ya los agravios de Micifuf la guerra comenzaban; ya los gatos trepaban la torre por escalas de sus uñas, más fuertes garabatos que los de tundidores y garduñas; ya por la piedra, entre la cal metidas, sin estimar las vidas, subían gatos y bajaban gatos, los unos, como bueyes agarrados, que clavan en las cuestas las pezuñas; los otros, como bajan despeñados fragmentos de edificio que derriban, que de su mismo asiento se derrumba.
Más en el día siguiente, cuando entre el humo rojizo de la pólvora, el relampagueo de los fogonazos y de los tiros, el estruendo de las descargas y la gritería universal de los combatientes, trepaban los nuestros por las escalas y combatían cuerpo a cuerpo en las almenas, arrojando moros muertos por los adarbes, y persistiendo hasta poner la bandera española en la más alta cima, el «Te Deum» que estallaba en nuestro pecho podía confundirse, por lo religioso y lo sincero, con el «Te Deum» inmortal de las Navas de Tolosa.
Por las rendijas de la madera, el sol proyectaba sobre las baldosas grandes rayas delgadas que se quebraban en las aristas de los muebles y temblaban en el techo. Sobre la mesa, algunas moscas trepaban por los vasos sucios y zumbaban, ahogándose, en la sidra que había quedado en el fondo.
Un día entero tuvieron que caminar para llegar a su pie. Los oscuros bosques trepaban hasta las nubes, y habían rocas enormes, tan grandes como una ciudad.
Fabio subió al escenario del teatro trágico mientras Octavien y Max trepaban hasta lo alto de las gradas, y allí se puso a declamar haciendo muchos gestos los fragmentos de poesía que le venían a la cabeza, con gran sobresalto de los lagartos, que se dispersaron agitando la cola y ocultándose en las rendijas de los asientos en ruinas; y aunque las vasijas de bronce o de barro, destinadas a repercutir los sonidos, ya no existieran, no por eso su voz resonaba menos potente y vibrante.
Venía hasta nosotros la cabra, refregando su cabeza en nuestras piernas; piaban los pollitos; tímidamente ese acercaban los conejos blancos, con sus largas orejas, sus redondos ojos brillantes y su boca de niña presumida; los patitos, recién sacados, amarillos como yema de huevo, trepaban en un panto de agua; cantaba desde su rincón, entrabado, el “Carmelo”, y el pavo, siempre orgulloso, alharaquero y antipático, hacía por desdeñarnos, mientras los patos, balanceándose como dueñas gordas, hacían, por lo bajo, comentarios, sobre la actitud poco gentil del petulante.