tremolante

tremolante

adj. Que tremola o se agita en el aire desde la orilla se veía la tremolante bandera del velero. ondeante

tremolante

 
adj. Que tremola o se agita en el aire.
Ejemplos ?
Hay en la llanura, frente a la ciudad, una excelsa colina aislada de las demás y accesible por todas partes, a la cual los hombres llaman Batiea y los inmortales tumba de la ágil Mirina; allí fue donde los troyanos y sus auxiliares se pusieron en orden de batalla. A los troyanos mandábalos el gran Héctor Priámida, de tremolante casco.
Luego en el corazón le dio un pellizco la mala nueva, que adelanta el daño, haciendo el aposento al desengaño, y díjole: «¿Qué tienes, Garraf amigo, que tan triste vienes?» Entonces él, moviendo tremolante blanda cola detrás, lengua delante, le refirió el suceso, y que Marramaquiz papel y queso.
Héctor, de tremolante casco, pasó corriendo, sin responderle, porque ardía en deseos de rechazar cuanto antes a los argivos y quitar la vida a muchos guerreros.
Así decían. El gran Héctor, de tremolante casco, agitaba las suertes volviendo el rostro atrás: pronto saltó la de Paris. Sentáronse los guerreros, sin romper las filas donde cada uno tenía los briosos corceles y las labradas armas.
Así dijo. Héctor, de tremolante casco, nada contestó. Y Helena hablóle con dulces palabras: —¡Cuñado mío, de esta perra maléfica y abominable!
Respondióle el gran Héctor, de tremolante casco: — No me ofrezcas asiento, amable Helena, pues no lograrás persuadirme: ya mi corazón desea socorrer a los troyanos que me aguardan con impaciencia.
Pero Agamemnón, rey de hombres, gritóles con recias voces: —Deteneos, argivos; no tiréis jóvenes aqueos; pues Héctor, de tremolante casco, quiere decirnos algo.
Dicho esto, Héctor, de tremolante casco, partió; y la negra piel que orlaba el abollonado escudo como última franja, le batía el cuello y los talones.
Mató entonces a Cérano, Alástor, Cromio, Alcandro, Halio, Noemón y Prítanis, y aun a más licios hiciera morir el divino Odiseo, si no lo hubiese notado el gran Héctor, de tremolante casco; el cual, cubierto de luciente bronce, se abrió calle por los combatientes delanteros e infundió terror a los dánaos.
Respondióle el gran Héctor, de tremolante casco: —No me des vino dulce como la miel, veneranda madre, no sea que me enerves y me hagas perder valor y fuerza.
Teutrante, igual a un dios; Orestes, aguijador de caballos; Treco, lancero etolo; Enomao; Heleno Enópida y Oresbio, de tremolante mitra; quien, muy ocupado en cuidar de sus bienes, moraba en Hila, a orillas del lago Cefisis, con otros beocios que constituían un opulento pueblo.
Los teucros y Héctor, promoviendo inmenso alboroto, hacían llover sobre ellos dañosos tiros. Y el gran Héctor, de tremolante casco, gritaba con voz recia: —¡Tidida!