trapecio

(redireccionado de trapecios)

trapecio

(Del gr. trapezion.)
1. s. m. GEOMETRÍA Cuadrilátero irregular que tiene dos lados paralelos y desiguales.
2. DEPORTES Aparato para ejercicios gimnásticos o circenses formado por un palo en posición horizontal suspendido de dos cuerdas por sus extremos el gimnasta estaba especializado en ejercicios sobre el trapecio.
3. ANATOMÍA Primer hueso de la segunda fila del carpo.
4. ANATOMÍA Cada uno de los dos músculos planos y triangulares situados en la parte superior de la espalda que unen el omóplato con la columna vertebral.
5. trapecio isósceles GEOMETRÍA Aquel cuyos lados no paralelos son iguales.
6. trapecio rectángulo GEOMETRÍA Aquel que tiene dos ángulos contiguos rectos.

trapecio

 
m. Palo horizontal suspendido en sus extremos por dos cuerdas paralelas; se utiliza para ejercicios gimnásticos o de acrobacia.
anat. Primer hueso de la segunda fila del carpo, en el lado del pulgar.
Cada uno de los dos músculos planos y triangulares situados en la parte posterior del cuello y superior de la espalda del hombre.
geom. Cuadrilátero que posee solo dos lados paralelos. Los lados paralelos, y de distinta longitud, reciben el nombre de base y la distancia entre ambos altura.
Traducciones

trapecio

Trapez

trapecio

trapèze, trapezum

trapecio

trapezio

trapecio

trapeze

trapecio

أرجوحة

trapecio

trapez

trapecio

Trapeze

trapecio

טרפז

trapecio

SM
1. (en gimnasia, circo) → trapeze
2. (Mat) → trapezium, trapezoid (EEUU)

trapecio

m. trapezius, flat, triangular muscle essential in the rotation of the scapula.

trapecio

m (anat) trapezius; (para una cama hospitalaria) trapeze (for a hospital bed)
Ejemplos ?
De las figuras cuadriláteras: un cuadrado es la que tiene ángulos rectos y es equilátera, un rectángulo es la que tiene ángulos rectos pero no es equilátera, un rombo es la que es equilátera pero no tiene ángulos rectos y un romboide es la que tiene lados opuestos y ángulos opuestos iguales pero ni es equilátera ni tiene ángulos rectos. Las demás figuras cuadriláteras se denominan trapecios .
El salto, pues, a tierra, de don Apolinar hizo más ruido en el pueblo que el que han hecho en el mundo los saltos más célebres, desde el de Safo en Leúcade hasta el de Alvarado en Méjico y los de Leotard en los trapecios de su invención.
Dos hombres de casaca roja pusieron en el circo, uno frente a otro, unos estrados altos, altísimos, que llegaban hasta tocar la carpa. Dos trapecios colgados del centro mismo de ésta oscilaban.
Sólo llenaba el corazón de algo quizás más vago e ideal, más sereno y casi dulce; y era grato, de un agrado misericordioso, dejarle subir su cuesta, dejarle cruzar los pasillos y galerías en penumbra, y entrar y salir por las celdas frías, en su horrendo juego de inestables trapecios, de vuelos de agonía, al acaso, sin punto fijo donde ir a parar.
El Ecosse, con el mayor motor de 4,7 litros era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos, y la velocidad máxima que alcanzaba era de 322 km/h. El chasis y la suspensión por trapecios sostenían una carrocería de fibra de vidrio muy ligera, pesando sólo 1250 kg.
Realizó su primer vuelo en noviembre de 1939, pilotados por Stefanovskiy, Nyukhtikov y Suprun. Los cazas podían unirse al avión nodriza en vuelo gracias a dos trapecios retráctiles bajo cada ala.
Así encontramos una alusión a máscaras de civilizaciones primitivas, con gran cromatismo, síntesis de formas, trazos lineales gruesos que definen el contorno y las líneas básicas de la composición son resueltas con un gusto geométrico-constructivo (triángulos, rombos, trapecios...).
Los muros radiales se abren mediante arcos peraltados para permitir la comunicación entre los distintos trapecios que forman las cuadras y posibilitar su acceso desde el callejón abovedado que las une con el ruedo.
Las armas más abundantes fueron los arcos, hechos de madera y tendones de animales, con flechas que incorporaban en su punta microlitos de variadas formas geométricas: triángulos, trapecios, etc.
Los modelos son colocados al lado de epejos que multiplican los puntos de vista de la imagen, colgados de trapecios, recostados sobre divanes apoyados en vertical sobre paredes (con un efecto a veces cómico), buscando exclusivamente maximizar la utilidad técnica de la imágen, aunque sea a costa de la belleza de la composición.
En el aerostato libre y tripulado se dan tres etapas: de 1784 a 1800 fue el nacimiento de esta técnica; de 1800 a 1850 se produjo su consolidación, con un vuelo tradicional con cesta y utilizando preferentemente el hidrógeno; y de 1850 a 1946 se dio una evolución hacia una mayor libertad y fantasía, sustituyendo a veces la cesta por otros elementos (carruajes, trapecios, anillas gimnásticas, figuras de animales, incluso un cañón que era disparado desde las alturas), y con preferencia por el aire caliente.
Representan una serie de figuras antropomorfas, zoomorfas, fitomorfas y amorfas, asociadas a líneas rectas de varios kilómetros de largo, que forman 40 plazoletas con diversas formas (triángulos, trapecios).