translúcido

(redireccionado de translúcidas)

translúcido, a

adj. Traslúcido, se aplica al cuerpo que permite el paso de la luz.
NOTA: También se escribe: transluciente

translúcido, -da

 
adj. Díc. del cuerpo que deja pasar la luz, pero que no permite ver lo que hay detrás de él.

translúcido, -da

(tɾanz'luθiðo, -ða)
abreviación
cuerpo que deja pasar la luz pero no deja ver a través de su masa una materia translúcida
Traducciones

translúcido

полупрозрачен

translúcido

translucent

translúcido

translucide

translúcido

lichtdurchlässig

translúcido

translucido

translúcido

شفاف

translúcido

반투명

translúcido

ADJtranslucent
Ejemplos ?
Las esporas sexuales, llamado oosporas, esféricas, translúcidas y de doble pared, son utilizadas para sobrevivir en condiciones ambientales adversas.
Las 18 a 20 espinas radiales son de entre 2 a 3 milímetros de largo y afiladas. Son translúcidas blancas, con la base de color amarillento.
Los huevos son pelágicos, de 1 mm de diámetro, y contienen una gotita de aceite para facilitar la flotación. En 24 horas, los huevos eclosionan larvas pelágicas translúcidas, llamadas Acronurus.
El patólogo Julius Cohnheim fue el primer investigador que utilizó el microscopio para observar vasos sanguíneos inflamados en membranas finas y translúcidas, como el mesenterio y la lengua de la rana.
El cimborrio dota de luz natural siempre blanca al crucero, gracias a las ventanas translúcidas de alabastro y al hecho de que su armazón de piedra está reducido al mínimo.
Indumento de pelos simples o multicelulares, o plantas glabras; a menudo glándulas globulares o translúcidas y coloreadas presentes.
El día 10 de octubre del año 2006 se inauguró el Nuevo Estadio Municipal La Balastera, un gran edificio de metal y cristal con cuatro torres inclinadas y translúcidas, obra del arquitecto Francisco Mangado.
En el contrafuerte izquierdo, el bíblico rey David sentado en su trono con las piernas cruzadas, translúcidas a través de la fina tela de su ropa, y tocando una viola, personifica el triunfo sobre el mal y es una obra destacada del románico, esculpida por el maestro Esteban o maestro de las Platerías; aparece también la creación de Adán y Cristo bendiciendo.
Toda la planta es aromática y evoca el olor de la grosella negra, pero no debe confundirse con la canela verdadera (Cinnamomum). Las hojas son alternas, obovadas o oblanceoladas, coriáceas, de color verde oscuro salpicado de glándulas translúcidas.
Así como con los granos de kéfir (búlgaros), los microbios presentes en los tibicos actúan en simbiosis para mantener un cultivo estable, semejantes a masas gelatinosas compactas de color blanquecino o amarillento, translúcidas u opalescentes de forma irregular y tamaño variable.
El opérculo y ojos son plateados. Las aletas, translúcidas con algunos melanóforos. No tienen escamas en la piel, siendo anguiliformes en el estado post-larval.
La parte superior del vástago es una inflorescencia delgada en forma de espiga con flores verdes translúcidas ampliamente espaciadas.