traicionero

(redireccionado de traicioneros)
También se encuentra en: Sinónimos.

traicionero, a

1. adj./ s. Que comete traición resultó ser un socio traicionero. traidor
2. adj. Que está hecho con traición la compra de las acciones fue una acción traicionera.
3. Se aplica al animal que no es leal a su dueño siempre he pensado que los gatos son misteriosos y traicioneros . innoble, traidor
4. coloquial Se refiere a las cosas que bajo una apariencia inofensiva, resultan ser perjudiciales el vino dulce es muy traicionero. engañoso
5. coloquial Se aplica a las cosas que delatan lo que se quería mantener oculto se nota su avanzada edad por las arrugas traicioneras. revelador

traicionero, -ra

 
adj.-s. Traidor.

traicionero, -ra

(tɾajθjo'neɾo, -ɾa)
abreviación
1. que implica o denota una falta a la fidelidad o a la lealtad debidas Descubrieron sus maniobras traicioneras.
2. cosa que parece no ser peligrosa y resulta dañina una enfermedad traicionera
3. persona que comete una traición No confiaba en sus empleados porque los creía traicioneros y mentirosos.

traicionero, -ra


sustantivo masculino-femenino
persona que comete una traición El muy traicionero vino a pedirme disculpas.
Sinónimos

traicionero

, traicionera
adjetivo y sustantivo
Traducciones

traicionero

treacherous

traicionero

fedifrago, infido

traicionero

verraderlijk

traicionero

الغادرة

traicionero

forræderiske

traicionero

ทรยศ

traicionero

ADJtreacherous

traicionero-a

a. deceitful, treacherous;
enfermedad ______ disease.
Ejemplos ?
Los sirios acamparon en Emaús; y Gorgias fue enviado allí con 5.000 soldados de infantería y 1.000 de caballería para atacar a Judas por la noche (1 Mac 4: 1-24), siendo sus guías Judíos traicioneros.
A principios del siglo XX el punto de vista popular sobre España y los españoles, aceptado e incluso propagado por la intelligentsia era el siguiente: Los españoles son excepcionalmente crueles; como demostrarían Las Casas y la Guerra de Cuba. Los españoles son excepcionalmente traicioneros; y señalaban a Felipe II y el hundimiento del Maine como demostración.
Éste le revela un antiguo secreto, y así Corax comienza la reconstrucción de la Guardia del Cuervo y planea la venganza contra sus traicioneros hermanos primarcas.
Por tanto presentó a la rebelión como un trágico accidente causado por los traicioneros ministros del rey, y a la cual él y sus compatriotas empalizados y nobles irlandeses se unieron únicamente con renuencia, y bajo extrema presión.
La quinta raza es la raza actual de hierro, descendientes indignos de la cuarta. Son degenerados, crueles, maliciosos, lujuriosos, malos hijos y traicioneros.
Los comerciantes chinos que viajan rápidos traicioneros de los ríos, distribuían sus productos en varios buques y con ello limitaban la pérdida debido a la zozobra de alguno de ellos.
Llamó a todos sus caballeros así como a los jóvenes de Francia, y según un historiador posterior, Angelo di Costanzo comprometió todas sus joyas, para asegurarse de que ellos se reunían con el ejército de su esposo: Carlos fue primero a Roma, y Beatriz lo siguió con el resto de su ejército a través de los traicioneros pasos alpinos, en el otoño.
La volanta de don Julián era efectivamente una gran cosa; liviana, aunque de cuatro ruedas y de seis asientos, pudiendo usarse con o sin capota, con dos caballos o con uno solo; de ruedas altas, para desafiar las grandes crecientes en los cañadones, y de elásticos reforzados, «de patente», para resistir, en tiempo de sequía, los más rudos socotrocos y los tumbos más traicioneros, en los caminos endurecidos.
El camino desaparece bajo el agua, cortado de atolladeros fangosos, de pozos traicioneros, cavados por los carreros empantanados, y anegados por los rebalses de cuanta laguna costea.
Por qué, continuaremos preguntando hasta que la sanción recaiga sobre los culpables del desastre fronterizo y la justicia los señale con el estigma perpetuo de traicioneros.
¿Por qué no dejamos de lado todos los resentimientos y las ambiciosas esperanzas, esos consejeros traicioneros, y nos entregamos a nosotros mismos y a nuestros intereses a su probada fidelidad?".
El mar de las Antillas, con su trémulo seno de esmeralda, donde penetraba la vista, me atraía, me fascinaba, como fascinan los ojos verdes y traicioneros de las hadas que habitan palacios de cristal en el fondo de los lagos.