trabajo en madera

Traducciones

trabajo en madera

lavoro in legno
Ejemplos ?
Durante el campamento, los jóvenes participaron en actividades de observación, trabajo en madera, patriotismo y rescate, entre otras.
Aleksandr Ródchenko diseñó un club de trabajadores, y el mobiliario de la Facultad de Trabajo en Madera y Metal (Дерметфак) que contribuyeron al éxito internacional de su obra.
El trabajo en madera también alcanzó un alto nivel de desarrollo, lo cual se refleja sobre todo en los hermosos muebles, armarios, baúles y mesas, que en algunos casos tienen incrustaciones de nácar; así como en los objetos tallados en madera, artísticamente trabajados, que se encuentran en los templos y palacios.
Existen al respecto algunas tradiciones según las cuales fue necesario recurrir, en marzo de 1873, a un grupo de marineros tripulantes de un velero danés, varados en el puerto de Buenos Aires y especializados en este tipo de techumbre, quienes pudieron terminar el complejo trabajo en madera del techo, único en su estilo en Buenos Aires.
Su galería está dispuesta en forma radial, y es notable el trabajo en madera, que además de cumplir una función estética brinda al auditorio su buena acústica.
Sobresale la decoración en puertas, ventanas, capiteles, cornisas, arcos y balaustradas. En el interior se conjugan la yesería, trabajo en madera y latón troquelado del Recinto del Paraninfo.
En general, los carpinteros de iglesias respondían de las interpretaciones técnicas, la alta calidad del trabajo en madera y su refinamiento artístico.
Hoy, aproximadamente 80 familias dependen del trabajo en madera, pero la popularidad de estos bastones ha hecho que el árbol del cual están hechos (Amelanchier denticulata) o árbol de taxtil, esté en peligro de extinción.
En ese entonces el grupo ya se caracterizaba por ser una sociedad agropastoril, con poblados aglutinados, pucaras, corrales, campos de cultivo, manejo eficiente de la lítica, metalurgia y trabajo en madera, además de la alfarería Negro sobre Rojo o Ante, o Diaguita-Inca.
La diseñó en las partes laterales Giovanni Buscaglione y el trono el Maestro Luis Eduardo Arenas, ebanista, autor, con otros, de casi todo el trabajo en madera.
En 1586, López Ortiz, quien fuera junto con Cristóbal Rodríguez Cano el patrocinador de la obra, contrata con Juan Sánchez García el trabajo en madera del templo.
El puriri fue también favorecido por la mueblería y el trabajo en madera decorativa tales como enchapados incrustados, ya que su apariencia era "completamente igual al mejor nogal italiano o americano" (14).