trabajo colectivo

Traducciones

trabajo colectivo

bee
Ejemplos ?
Junto con socializarse los medios de producción, será reemplazada la seudodemocracia actual, que se basa en un concepto individualista y abstracto de la soberanía popular, por una democracia orgánica que responda a la división real del trabajo colectivo.
Pero, ¿cómo conseguir los equipos, los fertilizantes, los métodos agronómicos, etc., todos los medios imprescindibles para el trabajo colectivo?
Hemos logrado, con gran esfuerzo, realizaciones significativas en la vida productiva, en el ejercicio de las libertades, en el combate a las condiciones de pobreza en que muchos viven aún. Este gran trabajo colectivo ha originado un nuevo impacto de México en los asuntos internacionales.
Una toma de conciencia de la fugacidad de la existencia de hombres y mujeres rige el goce de vivir y a la vez, la angustia de saber lo breve de ello: “sólo vinimos a soñar”, dice el poeta náhuatl; pero su decepción no es por el abuso del poder humano que se vuelve solidario con todos en la flor y el canto, en el trabajo colectivo para el bien común, sino por ese mayor poder que constituye el impredecible Teotl ipalnemohuani, aquello por lo cual todos vivimos, pero que a su vez nos da una mínima oportunidad de vida.
2º Insuficientes niveles de militancia que han imposibilitado un trabajo colectivo de los sindicatos y ha reducido el trabajo de éstos a una labor voluntarista de determinadas personas.
Y organizar dicha sociedad de tal forma que haga imposible la explotación de algun trabajador, lo cual permitirá a cada individuo disfrutar de la riqueza social, la cual, en realidad sólo se produce por el trabajo colectivo; pero sólo para disfrutarla en cuanto él contribuya directamente hacia la creación de dicha riqueza.
Una época donde las sombras se harán luz de solidaridad, justicia, responsabilidad. Y los desiertos serán herbazales del trabajo colectivo, del bien para todos...
No obstante, dejando de lado los pretendidos «derechos» de propiedad, yo afirmo que el desarrollo económico de la sociedad, el crecimiento y la concentración de la población, que vienen a ser las condiciones que impulsan al granjero capitalista a aplicar en la agricultura el trabajo colectivo y organizado, a recurrir a las máquinas y otros inventos, harán cada día más que la nacionalización de la tierra sea « una necesidad social », contra la que resultarán sin efecto todos los razonamientos acerca de los derechos de propiedad.
Pero, para que el trabajo colectivo pueda sustituir en la agricultura propiamente dicha el trabajo parcelario, fuente de apropiación privada, hacen falta dos cosas: la necesidad económica de tal transformación y las condiciones materiales para llevarla a cabo.
Estos tiempos han pasado con tanta más rapidez porque la opresión del agricultor contagia y esteriliza su campo. Le hace falta ahora el trabajo colectivo organizado en gran escala.
Así mismo, debemos abandonar el trabajo voluntarista y unipersonal de compañeros, y no es esto despreciar la dedicación encomiable de dichos militantes, sino una necesidad para que el trabajo colectivo y planificado en el seno del sindicato se abra paso, como urgencia a conseguir la incorporación e integración de esos compañeros, que como antes dijimos se encuentran a medias tintas.
Así se halla en un ambiente histórico en el que la producción capitalista contemporánea le ofrece todas las condiciones de trabajo colectivo.